Compartir

ÉCIJA (SEVILLA), 20 (EUROPA PRESS)

El yacimiento arqueológico de Plaza de Armas de Écija (Sevilla), conocido popularmente como 'El Picadero', ha acogido un nuevo hallazgo de un mosaico romano de 40 metros cuadrados de dimensión –ocho por cinco metros– que recoge escenas relacionadas con los amores del dios Zeus.

Así lo ha dado a conocer este miércoles el Ayuntamiento de Écija en una nota en la que el alcalde, Ricardo Gil-Toresano, destaca la “apuesta” realizada “desde el principio” por dicho espacio arqueológico, desde el convencimiento de que “todo lo que se invierta va a revertir no solo en patrimonio, sino en riqueza, es decir, en turismo y empleo”.

Por su parte, desde el equipo arqueológico, liderado por Sergio García-Dils, se destaca la calidad de la pieza no solo por su dimensión, sino también por los detalles iconográficos de las escenas representadas, que “no cuentan historias sueltas, sino que están relacionadas y van dando vuelta sobre el mismo tema, es decir, los amores de Zeus”.

García-Dils ha explicado que con el descubrimiento de este mosaico culmina “el proceso de documentar las casas romanas que daban al lado de la calle La Merced”, al tiempo que ha subrayado que se esperan hallazgos de “calidad excepcional”, teniendo en cuenta que al norte de la excavación, que limita con la iglesia de San Gil, “el nivel de conservación de las estructuras es mayor, como evidencia el edificio romano, hallado hace unos meses, con muros de casi 2,5 metros de altura y un sorprendente estado de conservación”.

En relación al estado del mosaico, García-Dils ha detallado que se “conserva más del 90 por ciento de la iconografía”, y ha destacado “la calidad de las representaciones, con escenas que incluyen todo lujo de detalles”. “La calidad como mosaico es realmente importante”, ha aseverado el arqueólogo, que ha señalado el juego volumétrico de las figuras.

De esta forma, las miles de teselas de mármol y pasta vítrea dan forma a distintos episodios mitológicos relacionados con los amoríos del 'padre de los dioses y de los hombres', según la mitología. En el centro de la pieza puede admirarse 'el rapto de Europa', y a su alrededor, escenas de 'Leda y el Cisne', 'Dánae y la Lluvia de Oro' y 'el Rapto de Ganímedes'.

“También se combina con elementos estacionales, hay casetones representando las estaciones del año y, como regalo, rompiendo la simetría, aparecen escenas báquicas, relacionadas con la vendimia”, ha apuntado Sergio García-Dils, que también ha indicado que, por el contexto y los materiales, “el mosaico podría fecharse en el siglo III y pertenecería al pavimento de un triclinio o comedor de una vivienda particular, teniendo en cuenta que ésta es la parte más alta de la ciudad, cabría esperar viviendas relevantes”.

Dada la irregularidad de la superficie en la que se apoya el mosaico se hace necesaria su extracción, y, según ha avanzado la restauradora municipal, Beatriz Taboada, “se restaurará en el laboratorio y, mientras, se le hará un refuerzo estructural para volverlo a reintegrar in situ”.

Por último, el delegado del Área de Desarrollo Turístico y Empresarial, Rafael Benítez, ha incidido en la importancia del Plan Director de la zona arqueológica, ya que permitirá que los mosaicos, estructuras y otros restos encontrados en campañas anteriores puedan verse en el mismo lugar en el que fueron hallados. “El turismo arqueológico es un sector muy importante, y tener un espacio como éste en el que se pueden observar vestigios de distintas culturas locales y además en el centro de la ciudad, supone un valor excepcional”, ha remachado.