Compartir

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha puesto en marcha la campaña 'Únete a la tropa supersana. Descubre tus poderes', bajo el lema 'Alimentación, Ejercicio, Prevención…¡Activaos!', para ayudar a las familias a enfrentarse a los enemigos de la salud infantil como la obesidad, el sedentarismo o los virus, y con el objetivo de adoptar hábitos de vida más sanos, y concienciar sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable desde las primeras etapas de la vida.

Para ello, la AEP ha diseñado una serie de materiales informativos como los cómics, donde se da vida a un nuevo superhéroe, Álex, cuya misión es luchar con los villanos que atacan la salud de los niños y buscar a nuevos miembros que se unan a las 'Tropa Supersana'.

“A través de un lenguaje sencillo, cercano y divertido, queremos transmitirles a los padres y a los niños las claves prácticas del estilo de vida saludable, basado en la alimentación, el ejercicio y la prevención”, ha afirmado el presidente de la AEP, Serafín Málaga.

En los cómics, que se pueden descargar en la web 'www.tropasupersana.es', y en las redes sociales -Twitter y Facebbok-, Álex narra sus historias para luchar contra los villanos de la salud. En este caso se trata de Mr. Sillón, que se corresponde con el sedentarismo, y que atrapa a los niños frente a las pantallas de televisión y los videojuegos; Mr. Glotonetix, el de la obesidad, que roba los desayunos, y el ejército de virus comandado por Mr. Sarampión y Ms. Paperas.

En lo referente al superpoder de la alimentación, según los datos del estudio Aladino 2013, el 43 por ciento de los escolares del estudio presentaba exceso de peso. De ellos, solo un 4,2 por ciento hacía un desayuno recomendado formado por lácteos, cereales y frutas; mientras que el 28,5 por ciento solo desayunaba lácteos.

“Un niño con obesidad es un joven con obesidad y un adulto con obesidad”, ha afirmado el coordinado del Comité de Nutrición de la AEP, el doctor José Manuel Moreno. Por ello, los pediatras han aconsejado tanto a padres como a niños que coman de forma variada y equilibrada para tener una buena salud.

Esto pasa por seguir con la pirámide alimenticia, lo que se traduce en comer pasta, pan y cereales a diario; poca sal y pescado tres o cuatro veces por semana. En cuanto a las bebidas, los expertos recomiendan tomar agua como bebida principal y beber diariamente de dos a tres raciones de leche.

Además, cuidar el entorno de la comida es muy importante por lo que es aconsejable comer en familia y sin televisión, así como, en la medida de lo posible, fomentar que los niños participen en hacer la compra, ayuden en la cocina o recojan la mesa.

Por otro lado, el ejercicio tiene el superpoder de mejorar la salud social, mental, ósea, cardiovascular y metabólica, por lo que lo recomendables es que los niños practiquen una hora de ejercicio físico moderado porque esto mejora el riesgo de obesidad y sobrepeso, aumenta la densidad ósea, y mejora la salud funcional y cognitiva.

Sin embargo, se estima que solo un 15-20 por ciento de los niños españoles alcanzan las recomendaciones de ejercicio físico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pues hoy en día se ve como los niños, al salir de clase cada vez tienen más actividades extraescolares y ninguna que tenga que ver con el deporte.

¡MÁS VALE PREVENIR!

Para desarrollar el superpoder de la prevención, el coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, el doctor David Moreno, ha apostado, además de por una correcta alimentación y el ejercicio, por “fomentar hábitos saludables como la higiene personal y una correcta vacunación”.

En este sentido, España tiene las coberturas más altas de vacunación, aunque son mejorables a partir de los 3 años, puesto que según los datos del ministerio de Sanidad, en torno al 10 por ciento de los niños no recibe la segunda dosis de la vacuna tripe vírica a los 3 años, que protege frente al sarampión, las paperas y la rubéola.

Asimismo, “un 11 por ciento no se vacuna frente a las Tdpa de los 4-6 años, una cifra que alcanza el 23 por ciento en el caso de la vacuna de la Td a los 14 años. Igualmemte, unos de cada cuatro no recibe la dosis del papilomavirus a los 14 años”, ha indicado el doctor David Moreno.

Por ello, los expertos aconsejan que los niños se vacunen para protegerse de enfermedades que no están erradicadas, pues se ha comprobado que si desciende el índice de vacunación de estas infecciones, aumentan los casos, como por ejemplo con el sarampión.

Por último, la AEP ha creado un espacio que cuenta con un apartado específico en el que se irá proporcionando información práctica sobre hábitos saludables en torno a estas tres cuestiones.