Compartir

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha pedido que se programen altos el fuego para hacer llegar ayuda a la población yemení ya que la reciente tregua humanitaria de cinco días en Yemen no ha supuesto el tiempo suficiente para llegar a todos aquellos habitantes que necesitan alimentos y otros productos básicos.

“Hemos corrido contrarreloj y la situación volátil en el terreno durante un periodo muy corto que solo nos ha permitido llegar a la mitad del objetivo que teníamos marcado”, ha explicado la representante del PAM en Yemen, Purnima Kashyap.

“Estamos preocupados por las familias a las que no hemos podido llegar (…) se necesitan pausas programadas de los combates para permitir el envío de comida al máximo número de habitantes”, ha añadido.

La agencia ha repartido comida entre más de 400.000 habitantes en la tregua de cinco días y alcanzó áreas hasta entonces inaccesibles. No obstante, el PAM señala que esta cifra es solo la mitad de las 738.000 personas que esperan auxiliar.

Casi la mitad de los yemeníes, en torno a 10 millones, vivían en situación de inseguridad alimenticia antes del conflicto. Unas cifras que la ONU estima que han aumentando notablemente desde el inicio de la inestabilidad en el país del Golfo.

Antes de que la situación bélica se recrudeciera en marzo, la agencia asistía mensualmente a cuatro millones de yemeníes en situación de vulnerabilidad social. Desde el mes de abril, el PAM ha repartido asistencia entre más de 1,7 millones de personas que luchan por sobrevivir en las zonas más castigadas del país.