Compartir

WASHINGTON, 14 (EUROPA PRESS)

El exgobernador de Florida Jeb Bush ha admitido este jueves por primera vez que, “sabiendo todo lo que se sabe ahora”, él “no habría invadido Irak” como ordenó su hermano George W. Bush en el año 2003, dando inicio a una guerra que se prolongó durante años.

Jeb Bush, potencial candidato a las primarias republicanas para la Casa Blanca, ha visto cómo su hipotética posición a la guerra de Irak se ha colado en varias de sus comparecencias y entrevistas. Este jueves, ha dado en un acto en Tempe (Arizona) su respuesta más clara hasta la fecha.

“Si vamos a responder a preguntas hipotéticas, sabiendo todo lo que se sabe ahora, yo no me habría implicado. No habría invadido Irak”, ha zanjado Bush, quien no obstante ha defendido que el mundo es más seguro sin Sadam Husein y que el aumento de efectivos fomentó al estabilidad en la región.

En este sentido, el exgobernador ha subrayado que no quiere echar por tierra el sacrificio de los militares desplegados en Irak: “Es muy duro para mí decir que perdieron sus vidas en bano”. Bush ha insistido en que no “despreciará” sus “sacrificios”, dignos de “honor”.

Jeb Bush aún no ha revelado oficialmente si se sumará a las primarias del Partido Republicano para intentar ser el tercer miembro de su familia –tras su padre y su hermano– en llegar a presidente de Estados Unidos. Las encuestas, sin embargo, ya le sitúan entre los favoritos dentro de una carrera que parece abierta y que tiene, en el lado demócrata, a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton como principal favorita.