Compartir

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Las temperaturas extremadamente altas para esta época el año bajarán este viernes de forma notable y extraordinaria en todo el país y una borrasca dejará precipitaciones en el norte peninsular, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que ha añadido que los termómetros volverán a ascender durante el fin de semana.

Según ha informado a Europa Press la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha indicado que este viernes cambiarán “bastante” los vientos, que dejarán de soplar desde el sur y el suroeste y virarán al oeste, a consecuencia de una borrascas que traerá precipitaciones al Cantábrico.

En concreto, ha destacado que “lo más importante del viernes” serán los vientos fuertes con rachas muy fuertes en zonas del nordeste peninsular y País Vasco y de intensidad muy fuerte en Baleares y Canarias. Esto se debe a que hay una borrasca en el Golfo de Génova que chocará con fuerza con el anticiclón.

Además, este viernes se prevé un descenso “de notable a extraordinario” de las temperaturas en la mitad oriental y en Baleares después de unas temperaturas que, según la portavoz, “no se habían visto en mucho tiempo” en el mes de mayo, y precipitaciones en Cantábrico y Pirineos. Tampoco se descartan chubascos en el extremo nordeste y en la cornisa cantábrica y en el este de Baleares, donde podrán ir acompañadas de tormentas.

“Volvemos a tener cota de nieve”, ha añadido Casals, ya que estas precipitaciones serán en forma sólida a partir de 1.600 metros de altura en Pirineos. Asimismo, ha agregado que en el este de Castilla y León y el sistema Ibérico habrá intervalos nubosos mientras en el resto del país estará poco nuboso.

Sobre el descenso térmico, ha precisado que, por ejemplo, frente a los 42 grados centígrados de este jueves en Valencia, este viernes tendrán unos 29 grados centígrados. “Una bajada tremenda”, ha comentado, puesto que se esperan caídas de los termómetros de hasta 12 grados centígrados en el norte de Lérida, Gerona, Tarragona, Lérida, Pirineos y Valencia.

Por zonas, ha apuntado que bajarán “entre notable y extraordinariamente” en la mitad oriental peninsular, ligeramente en Asturias, Extremadura y oeste de Andalucía y subirán en Galicia y oeste de Castilla y León.

LAS TEMPERATURAS SE RECUPERAN EL FIN DE SEMANA

De cara al sábado y el domingo, la portavoz ha explicado que el viento fuerte seguirán soplando vientos fuertes en zona del nordeste peninsular, en Baleares y en Canarias y que se esperan precipitaciones en el Cantábrico oriental, Pirineos y no se descartan en el alto Ebro.

En el resto del extremo norte, este de Castilla y León, sistema Ibérico, este de Baleares y norte de las islas Canarias de más relieve, habrá intervalos nubosos y no se descarta algún chubasco con baja probabilidad en Menorca. En el resto de la Península y sur de Canarias el sábado será un día poco nubosos o despejado.

El mercurio volverá a ascender el sábado en la mayor parte del país excepto en los litorales de Levante, del sur y del sudeste peninsular y también en Canarias, donde se espera que desciendan.

En concreto, donde más subirán “de forma moderada a notable”, entre 4 y 6 grados centígrados y en algunos puntos hasta 8 grados centígrados, será en León, Galicia, sur de Asturias, partes de Soria y Guadalajara, Huesca, Lérida, Gerona. Por el contrario, descenderán de forma moderada en los litorales de Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada, Málaga y Cádiz, entre 1 y 5 grados centígrados según las zonas.

Respecto al domingo, en el Cantábrico, alto Ebro y norte de Navarra los cielos seguirán nubosos y puede haber alguna lluvia débil que tenderá a remitir “rápidamente”. También se prevén intervalos nubosos en el noroeste de Huesca, Galicia y norte de Canarias y en el resto se esperan cielos poco nubosos o despejados.

Los termómetros volverán a caer en Canarias, salvo en las islas orientales, donde cambiarán poco, al tiempo que seguirán ascendiendo en gran parte de la Península, excepto, en la costa norte del Mediterráneo, Asturias, Lugo y partes de la costa cantábrica. Las temperaturas subirán de 3 a 6 grados centígrados en el sistema Ibérico, en Teruel, Aragón, Soria y algunas partes del sistema central.

INESTABILIDAD A MEDIADOS DE LA PROXIMA SEMANA

Ante esta situación, la portavoz ha adelantado que la próxima semana comenzará el lunes con temperaturas en ascenso y predominará la estabilidad y el cielo poco nuboso o despejado en la mayor parte del país. También se contempla algún intervalo nuboso en Galicia, Cantábrico, Pirineos y Canarias, sin descartar algún chubasco en la cordillera Cantábrica.

Nuevamente, las temperaturas volverán a subir en gran parte del país excepto en el Mediterráneo y Baleares y descenderán en Canarias y extremo oeste de Galicia. Los intervalos de viento fuerte soplarán en Levante, el Estrecho, litoral de Alborán y también intervalos de viento fuerte del nordeste en Galicia.

Sin embargo, Casals ha apuntado que en los siguientes días parece que volverá la inestabilidad a la atmósfera al norte de la Península aunque “aún hay incertidumbre en la predicción”. En todo caso, aparece que se podrán producir precipitaciones en el Cantábrico, Pirineos, sistema Ibérico, donde podrán ser intensas y con tormentas, y con menor probabilidad a otras zonas de la mitad norte, pero no se descartan en otros puntos de la Península y Baleares y Canarias.

“Lo más importante las temperaturas tienden a descender de forma notable en este periodo empezando por el noroeste de la península y extendiéndose este descenso al resto del país y volverán a ser normales para la época, aunque tras estos días calurosos incluso podrán parecer frescas”, ha concluido.