Compartir

JERUSALÉN, 13 (Reuters/EP)

La coalición gubernamental formada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha superado este miércoles su primera prueba parlamentaria, una votación para incrementar el número de miembros con los que podrá contar el nuevo Ejecutivo.

Netanyahu anunció la semana pasada una alianza entre su partido, el Likud, y otras tres formaciones –Hogar Judío, Kulani y Judaísmo Unido de la Torá–. El nuevo Ejecutivo suma en la Knesset (Parlamento) 61 diputados, sólo uno por encima de la mayoría.

La coalición ha hecho valer esta mayoría para autorizar, por un margen mínimo, que se pueda nombrar a más de 18 ministros. La propuesta ha salido adelante con 61 votos a favor y 59 en contra, según los medios locales, que ya prevén para el jueves la toma de posesión del Gobierno.

Un portavoz de la coalición, Zeev Elkin, ha defendido ante la Knesset (Parlamento) que el sistema de pactos por el que suele regir la política israelí “hace imposible” respetar el “límite” de 18 ministros. Este máximo, ha añadido, “perjudica la estabilidad y la flexibilidad que hace falta para gobernar”.

Netanyahu prometió el lunes que hará “todos los esfuerzos posibles” para “ampliar” el actual acuerdo con otros partidos. “Los desafíos que tenemos ante nosotros son grandes, necesitamos el mayor apoyo posible”, ha apuntado, si bien admitió que “no es fácil” aunar posturas.