Compartir

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Sacyr obtuvo un beneficio neto de 25,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 5% respecto a un año antes, gracias al crecimiento del negocio internacional y la aportación de Repsol, y a pesar de los resultados extraordinarios contabilizados un año antes.

La participación del 8,89% que tiene como segundo accionista de la petrolera aportó 33 millones de euros al resultado trimestral del grupo de construcción y servicios.

La constructora ha ajustado al alza el valor al que tiene contabilizada la inversión en Repsol, que ha fijado en 21,45 euros por acción, frente al de 19,88 euros al que lo tenía registrado a cierre de año y al precio de 18,115 euros al que Repsol concluyó la sesión de Bolsa de este martes.

La compañía que preside Manuel Manrique elevó un 19% su cifra de negocio entre los pasados meses de enero y marzo, hasta los 702 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) despuntó un 23% y se situó en 111 millones.

El Ebitda se vio impulsado por la contribución de 15 millones que generó la consolidación global de ocho concesiones que hasta ahora el grupo contabilizaba por puesta en equivalencia.

Ello compensó el impacto ocasionado por los retrasos que acumulan algunos proyectos en Brasil y Angola, como consecuencia de los efectos de la caída del precio del petróleo en esos mercado, una demora que la compañía espera recuperar en lo que resta del año.

No obstante, la consolidación de las ocho concesiones (cuatro autovías, dos intercambiadores de transportes de Madrid y dos hospitales de la capital) también se tradujo en un aumento de la deuda en 562 millones de euros.

Así, a cierre del primer trimestre, Sacyr soportaba un endeudamiento 6.660 millones de euros, importe un 12,6% superior al de cierre de 2014.

AREAS DE NEGOCIO.

Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora generó 368,34 millones de euros al grupo en los tres primeros meses, un 22,3% más, gracias a las obras que realiza fuera de España, que aportaron el 73% del total, si bien el negocio doméstico también creció, un 29,1%.

Sacyr cuenta con una cartera de contratos pendiente de ejecutar por valor de 5.114 millones de euros, un 3% superior a la de marzo de 2014. El 84% de este importe corresponde a proyectos internacionales.

Valoriza, la filial de servicios, generó ingresos de 175,5 millones de euros y se consolida como segunda fuente de ingresos, pese a retroceder un 1,5%, seguida de cerca por la rama de concesiones que, tras la referida consolidación de activos, creció un 19,9% y facturó 132,7 millones.

El nuevo negocio de construcción industrial aportó 52,7 millones de euros, un 22% más, y Testa, la filial de patrimonio, 46,3 millones más. El grupo actualmente sopesa vender, abrir a un socio o sacar a Bolsa esta firma para ponerla en valor.