Quantcast

El Congreso aprueba mañana la reforma de la Ley de Montes, un debate donde se perfilará la definición de agente forestal

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados aprobará y enviará al Senado este miércoles la reforma de la Ley de Montes de 2003, una norma que incorporará las reglas del Trasvase Tajo-Segura, para dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal Constitucional que declaraba nula esta previsión. Desde la oposición han criticado que se haya hecho “de tapadillo” y sin contar con la participación pública del texto.

En el debate se decidirá qué definición se concede al agente forestal, uno de los aspectos más polémicos de la ley y que ha concitado el rechazo de toda la oposición y del propio sector, y que el PP intentó remendar en sus enmiendas al proyecto de ley recuperando la definición que en origen se recoge en la normativa de 2003, que falta por saber si se incluirá o no finalmente en la ley.

Se trata de uno de los puntos que decantará el sentido de voto de muchos de los grupos de la oposición, como CiU o UPyD, pendientes de estudiar las enmiendas que el PP les ofrezca este miércoles durante el debate, además de ver qué enmiendas les aceptan los 'populares'.

No obstante, algunos grupos como el PSOE o la Izquierda Plural, por ejemplo, ya han confirmado a Europa Press que tienen claro que votarán que no a la ley, al considerarla “innecesaria”, y ver que “afloja de nuevo la protección ambiental”.

TEMAS PENDIENTES DE DEBATE

En la reunnión de Ponencia del Congreso del pasado viernes se decidió dejar pendiente para el debate en Comisión volver a la actual definición de agente forestal, tal y como ha pedido el sector. El Grupo Popular presentó una enmienda al proyecto de Ley en la que recuperaba la definición vigente de agente forestal, que había sido modificada en el proyecto de Ley del Gobierno.

En concreto, el Ejecutivo propuso un texto en el que se suprimía la referencia expresa a la condición de funcionarios de estos agentes y además añadía que su actuación se entendía de forma auxiliar con la de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con respeto a las facultades de su legislación orgánica reguladora.

Aunque al final la propuesta del PP en sus enmiendas recuperaba la actual definición del Agente Forestal, los 'populares' han decidido no incluirla todavía en el texto del Gobierno, a falta de alcanzar el consenso con los grupos parlamentarios este miércoles.

Por otro lado, estaría pendiente de inclusión las enmiendas del PP relativas a establecer una reducción del 10 por ciento en el impuesto de sociedades a las sociedades forestales en los gastos e inversiones destinados a la conservación, mejora, protección y acceso del monte.

MAS INCORPORACIONES A LA LEY

Otra de la propuestas del PP a esta ley que han sido incluidas ya a su articulado es la delimitación del uso forestal en el planeamiento urbanístico con el fin de evitar transformar mediante la urbanización el suelo forestal afectado a un servicio público.

Además, se ha aceptado otra enmienda de los 'populares' relativa a autorizar al Gobierno a elaborar un texto refundido en el que se integren las leyes de control y prevención de contaminación y las disposiciones en materia de emisiones industriales contenidas en otras normas con rango de ley, dada la actual “dispersión normativa”.

A su vez, se especifica, vía enmienda del PP, en el articulado de la ley que “los montes o fracciones de monte que estén incluidos en espacios naturales protegidos se rijan por su legislación específica”, ya que, según indica el PP, hay montes que constituyen una unidad administrativa, geográfica o de propiedad, pero una parte del monte se encuentra en un espacio natural protegido y por otra parte no.

Dado que en la gran mayoría de los montes de utilidad pública es la comunidad autónoma la que gestiona el monte en lugar de su titular, entidad local que puede no disponer de medios para defender el interés público, se ha decidido obligar a que sea la administración gestora la que esté presente en estos procedimientos, “sea quien sea el que los incoe”.

Además, se ha añadido a la ley que las medidas necesarias de vigilancia, localización y extinción de focos incipientes de plagas deban comunicarse a los propietarios de la zona para evitar que efectúen acciones en sus montes que vayan en contra de dichas medidas, por desconocimiento. “Si las conocen harán lo posible en su gestión por favorecer las medidas contra plagas”, dice el PP.

Comentarios de Facebook