Compartir

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Los clubes de la Liga de Fútbol Profesional ratificaron este lunes su “apoyo incondicional” al Real Decreto del Gobierno sobre la venta centralizada de derechos audiovisuales y mostraron su reprobación a “la actuación” del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, en este tema y en el de la convocatoria de la huelga, invitando para este último asunto tanto a RFEF como a AFE a dialogar siempre dentro de los respectivos convenios suscritos.

“La Liga Nacional de Fútbol Profesional invita a la RFEF y a la AFE a mantener un diálogo constante, continuo y fluido en el seno de los respectivos Convenios de Coordinación y Colectivo suscrito el pasado verano con dichas Instituciones, sin la convocatoria de suspensiones de las competiciones y huelgas ilegales”, señaló la LFP en un comunicado tras la celebración este lunes de su Asamblea General Extraordinaria.

El organismo remarcó que el Real Decreto sobre la venta centralizada “resuelve, de forma satisfactoria, los continuos conflictos que han tenido lugar en el sector durante los últimos quince años” y que por ello sus afiliadas, “legítimos titulares de estos derechos”, le manifiestan “su apoyo incondicional” al documento, cuya entrada permitirá “sin temor ni lugar a la duda”, un gran beneficio a todos los sujetos que componen hoy en día el fútbol español”.

En este sentido, la Asamblea de la LFP indicó que los acuerdos adoptados por la Comisión Delegada de la Asamblea General y de la Junta Directiva de la RFEF el pasado miércoles y su convocatoria de huelga “suponen un flagrante incumplimiento de los acuerdos adoptados en la Comisión mixta de derechos audiovisuales RFEF-LFP, de fecha 6 de marzo”, al igual que los del 7 y 27 de abril solicitando “la promulgación con carácter urgente” de este Real Decreto.

“La Liga reprueba la mencionada actuación de la RFEF que deviene contraria, además, a sus propios actos”, añadió el comunicado de la Liga que considera estos acuerdos federativos “radicalmente contrarios al Ordenamiento jurídico” y que causan “gravísimos perjuicios a todos los actores del futbol”.

Por ello, se ha visto obligada a solicitar de los organismos competentes “la declaración de nulidad de pleno derecho de los citados acuerdos, así como la depuración de cuantas responsabilidades disciplinarias” contra los implicados, “reservándose las acciones legales correspondientes para reclamar los gravísimos daños y perjuicios económicos, deportivos, sociales y de cualquier otra índole, que se deriven del mencionado actuar”.

Sobre la convocatoria de huelga de la AFE, el organismo que preside Javier Tebas advierte que el sindicato está “clara connivencia y estrategia con la RFEF” y que su anuncio “igualmente, ilegal e incumple los acuerdos previstos en el Convenio Colectivo” firmado el pasado verano, motivo por el que ha presentado una demanda en la Audiencia Nacional. “El Real Decreto-ley garantiza la totalidad de los derechos de los futbolistas que son los principales beneficiarios del mismo”, subraya.

“En consonancia con lo acordado en la Asamblea General de la LFP, celebrada el pasado día 30 marzo, volver a reprobar la actuación del presidente de la RFEF, al no respetar los acuerdos alcanzados, manifestando que sus actuaciones en connivencia con el sindicato de futbolistas causan y están causando un gravísimo perjuicio al fútbol profesional y aficionado, instando a que deje sin efecto las referidas conductas y dentro del ámbito del Convenio de Coordinación RFEF/LNFP, se mantengan las conversaciones que sean necesarias”, concluyó.