Compartir

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

Un estudio internacional de fase I liderado por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona y el Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) ha demostrado la eficacia de una mezcla de dos anticuerpos que actúan contra la proteína EGFR en pacientes con cáncer colorrectal avanzado que se habían vuelto resistentes a tratamientos previos.

El estudio, publicado en la revista 'Cancer Discovery', muestra una tasa de control de la enfermedad del 67% y apunta que la mezcla, bautizada como 'sym004', consigue una penetración superior y mejores resultados que el 'cetuximab' y el 'panitumumab', fármacos usados como segunda línea de tratamiento para este tipo de cáncer, ha informado el Vall d'Hebron.

Las células cancerígenas pueden llegar a ser altamente adictas a ciertos receptores –las mutaciones de estos receptores como EGFR se han identificado en diferentes tipos de cáncer–, y la combinación de anticuerpos supone una estrategia prometedora, objetivo de muchas terapias contra el cáncer.

Pero con el tiempo, los pacientes pueden desarrollar resistencias a estas terapias dirigidas por múltiples motivos, como nuevas mutaciones de EGFR y sobreexpresión del mismo receptor, lo que hace necesario investigar nuevos fármacos que puedan inhibir su actividad.

El estudio de fase I se realizó sobre una muestra de 62 pacientes con cáncer colorrectal, de los que 20 recibieron por primera vez diferentes dosis de 'sym004' y 42 ya habían sido tratados previamente con otras terapias a las que habían presentado resistencia.

De este último grupo, que representa la población de pacientes diana a la que se dirigía el ensayo, un 13% tuvo una respuesta parcial al tratamiento y un 44% mostró algún grado de reducción del tumor durante el tratamiento con 'sym004'; en general, la tasa de control de la enfermedad fue del 67%.

El estudio representa “uno de los primeros ejemplos de traslación de la investigación preclínica al desarrollo de un fármaco con actividad clínica demostrada contar el cáncer colorrectal resistente a la terapia anti-EGFR”, ha asegurado el autor principal del estudio, Josep Tabernero.

La significativa actividad antitumoral de 'sym004' en pacientes con tumores resistentes a terapias anteriores “sugiere que algunos tipos de cáncer colorrectal que resisten después del tratamiento con 'cetuximab' o 'panitumumab', seguirán dependiendo de la señalización de la proteína EGFR”, ha añadido Tabernero.

POCAS OPCIONES TERAPÉUTICAS

Los pacientes con cáncer colorrectal avanzado que no tienen mutaciones del gen RAS se benefician sustancialmente del tratamiento con las terapias anti-EGFR, pero en algunos casos la enfermedad progresa y deja a estos pacientes con pocas opciones terapéuticas alternativas.

Durante la última década, se han identificado algunos de los mecanismos que generan resistencia a las terapias anti-EGFR, pero las opciones de tratamiento disponibles para estos pacientes no han evolucionado, a pesar de las numerosas investigaciones realizadas.