domingo, 27 septiembre 2020 6:52

Economía.- Los centros de recuperación de impagos de Bankia saldan el doble de deudas que las oficinas tradicionales

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Los 37 centros de recuperación de impagos que Bankia tiene dispuestos a lo largo de la geografía española han permitido a la entidad doblar el ritmo a la hora de saldar deudas respecto a las oficinas tradicionales que, además de recuperaciones, realizan otra serie de tareas.

Según han informado a Europa Press fuentes del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri, está previsto que estos centros, en los que trabajan 365 personas, gestionen el 70% de la morosidad del grupo durante este ejercicio.

Estos centros son herederos de la red de centros de liquidación y recuperaciones ubicada en territorios no naturales de las cajas que estaban especializados en la liquidación de posiciones de los clientes que salían de la entidad como consecuencia del cierre de oficinas en esas zonas.

La clausura de estas sucursales implicaba en la mayoría de los casos un abandono de las localidades en las que se encontraban las cajas, todo ello consecuencia de los acuerdos a los que se llegó con Bruselas derivados del Plan de reestructuración de Bankia.

Una vez finalizada la labor de la liquidación de posiciones, la mayoría de estos centros, que ahora se han visto apoyados por la apertura de nuevas instalaciones en zonas 'core', se dedican exclusivamente a la recuperación de la inversión dudosa.

CERCA DE 40 CENTROS OPERATIVOS

En la actualidad Bankia tiene ocho centros de recuperación en Andalucía, uno por provincia, cinco en Barcelona, cuatro en Madrid, tres en Valencia, dos en Alicante y una en Coruña, Pontevedra, Vizcaya, Zaragoza, León, Valladolid, Salamanca, Cáceres, Castellón, Murcia, Mallorca, Lérida, Tarragona y Girona, más cuatro 'corners' (espacio especial en las sucursales convencionales) en Zamora, Navarra, Orense y Burgos.

Bankia ahonda así en la segmentación de su red de sucursales, que le permite aumentar el rendimiento de las mismas. A día de hoy, la entidad cuenta con 1.850 oficinas convencionales, 150 oficinas ágiles y 37 centros de recuperación.

El banco se ha marcado como objetivo reducir el saldo de morosos en 2.000 millones de euros este ejercicio. A esta cifra habrá que sumar las que se consigan mediante la desinversión de carteras. Precisamente, el pasado jueves Bankia vendió una cartera de crédito promotor dudoso de 558 millones de euros.