lunes, 28 septiembre 2020 15:34

El sistema electoral británico castiga al UKIP y dispara al SNP

LONDRES, 8 (EUROPA PRESS)

El sistema electoral británico, basado en circunscripciones uninominales, ha castigado especialmente al Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), incapaz de capitalizar un considerable aumento de votos. En el lado contrario se sitúa el Partido Nacional Escocés (SNP), gran beneficiado del reparto de escaños.

Reino Unido está dividido en 650 circunscripciones, tantas como escaños tiene la Cámara de los Comunes. Mediante el sistema conocido como 'first past the post', el vencedor en cada territorio es quien obtiene el asiento, invalidando en la práctica los votos para el resto de candidatos.

De esta forma, los porcentajes de votos a nivel global no tienen la misma correspondencia en número de escaños para todas las formaciones. El Partido Conservador ha logrado 331 diputados con el 36,8 por ciento de los votos, mientras que el Partido Laborista se ha quedado con 232 pese a haber obtenido un 30,5 por ciento, según Sky News.

El gran damnificado ha sido el UKIP, que pese a ser el tercer partido con más apoyo (12,6 por ciento), ha logrado un único representante. El SNP, en cambio, ha capitalizado como nadie su 4,7 por ciento para obtener 56 escaños en el Parlamento central, a sólo tres de lograr el pleno en Escocia.

“Es decepcionante que un sistema electoral desfasado implique que casi cuatro millones de votos se traduzcan en un número mínimo de escaños”, ha lamentado el UKIP en su cuenta de Twitter. La formación que dirigía el ahora dimitido Nigel Farage ha presumido de haber logrado 120 segundos puestos.

El UKIP ha destronado con sus datos a la formación que tradicionalmente más se ha quejado del sistema de reparto de escaños: el Partido Liberal Demócrata. El partido de Nick Clegg –también ha presentado la dimisión– ha logrado un 7,9 por ciento de los votos y ocho diputados.

Clegg se presentó a las elecciones de 2010 con la reforma del sistema electoral como una de las principales promesas de campaña. Sin embargo, su formación no logró sacar adelante este ambicioso objetivo ni siquiera como miembro del Ejecutivo de coalición.