Compartir

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) han presentado una querella por presunta apropiación indebida y falsedad documental, entre otros delitos, contra el vicepresidente, Damián Caballero; el secretario Antonio Rodríguez, y la tesorera, Ángeles Fernández, “así como al resto de la junta directiva que les apoye”.

Según ha explicado su presidente Mario Cortés, quien ha estado acompañado por los abogados que asisten a la asociación, la querella que ha sido aprobada por unanimidad en Junta Directiva, ha sido presentada este miércoles en el Juzgado Decano de Madrid por presuntos delitos de administración desleal, falsa designación de administradores y acuerdos abusivos.

La responsabilidad de los supuestos delitos recae sobre todo sobre Caballero quien, con la ayuda de Rodríguez, presuntamente se habría apropiado de más de 11.000 euros retirados sin consentimiento de las cuentas de la plataforma en menos de un mes, además de falsear actas, convenios y acuerdos.

“Es un asunto muy triste. Me he visto en la obligación de denunciarlo porque sino como presidente sería cómplice”, explica Cortés, quien este sábado propondrá una renovación de la junta y una gestora que asuma la cuentas en la Asamblea Extraordinaria convocada tras lo ocurrido.

Cortés, que se siente engañado por dos de sus más cercanos colaboradores, lamenta haber depositado su confianza en Caballero, de quien revela un supuesto pasado como delincuente. “Si lo hubiéramos sabido no le hubiéramos dejado entrar en la plataforma”, afirma, señalando que los engaños de su vicepresidente llegan al punto de afirmar que tenía una hija enferma de hepatitis c.

“Es mentira, su hija no tiene hepatitis y ha robado en un montón sitios. Es un pájaro de cuidado. Nadie sabe de dónde ha salido, el caso es que se cuela en los sitios, ha engañado a otras asociaciones. Se cree que todo el campo es orégano”, afirma Cortés, quien considera que la querella está “prácticamente ganada”.

Caballero, quien se defiende de las acusaciones, ha puesto el asunto en manos de sus abogados y, según ha adelantado a Europa Press, pretende convocar este viernes una rueda de prensa en el Hospital 12 de Octubre de Madrid para aclarar lo sucedido y anunciar si fuera necesario acciones legales.

“No hemos recibido la querella, ni en base a qué se presenta, las cuentas están totalmente correctas y presentadas a todos los asociados, no hay irregularidad de ningún tipo”, ha afirmado Caballero, quien asegura que “Mario tendrá que responder sobre las acusaciones que hace”.

“NO HA QUEDADO MÁS REMEDIO”

La denuncia va acompañada de pruebas testimoniales y documentos que presuntamente habrían sido falseados. Asimismo, cuenta con pruebas que demuestran que Caballero habría sacado dinero de la cuenta común sin que Cortés lo autorizada. “Y nuestros estatutos son claros: cualquier gasto tiene que ir aprobado por el presidente de la asociación, junto con otro miembro de la Junta Directiva”, advierte.

Según ha explicado, actualmente la cuenta está bloqueada para que no pueda nadie sacar dinero y los hechos corresponden al mes de febrero y marzo, cuando en diferentes días se sustrajo sin su autorización un total de 11.350 euros (el 17 de febrero se sacó una cantidad de 1.350 euros, el 19 de febrero fue de 1.000 euros, el 24 de febrero fueron 1.500 y el día 11 de marzo fueron 7.500 euros).

El presidente de PLAFHC recuerda que durante los dos últimos meses él, y otros miembros de la plataforma, les ha pedido las facturas, “incluso por requerimiento notarial”. “Se han negado en todo momento entregarlas poniendo excusas, no ha quedado más remedio”, se lamenta con el temor de que este episodio sea una mancha en el historial de la plataforma, que será recordada por conseguir el apoyo de gran parte de la población en su lucha por conseguir tratamientos innovadores en el Sistema Nacional de Salud para el tratamiento para la hepatitis C.

“Es una pena con el trabajo tan bueno que hemos hecho, estos nos va a perjudicar, pero no nos ha quedado más remedio que llegar a esto”, afirma reiterando que el mayor culpable de esta situación es el aún vicepresidente de la asociación, quien ha actuado con el apoyo del secretario; sin embargo reconoce que la tesorera, Ángeles Fernández, ha sido una “víctima”.

MARIO PRESENTARÁ SU DIMISIÓN EN LA PRÓXIMA ASAMBLEA

Este sábado la Junta Directiva de la Plataforma, a petición de Cortés, celebrará una asamblea extraordinaria donde se propondrá una renovación de la Junta y una gestora que asuma la cuentas tras la querella, al menos, hasta que se realice dentro de seis meses la Asamblea General Ordinaria con todos los territorios – momento en el que pretenden nombrar un órgano intermedio de gobierno con los representantes de cada territorio.

En esta reunión, Cortés, quien afirma sentirse apoyado “mayoritariamente” por los miembros de la asociación, presentará su dimisión y pondrá su cargo a disposición de los miembros de la Junta. “Presento mi dimisión porque soy parte implicada en la querella. Los afiliados votarán en asamblea democrática un nuevo equipo”, ha señalado.

Asimismo, ha anunciado que próximamente se interpondrá otra denuncia por el “secuestro” de la redes sociales (la cuenta de Twitter, FaceBook, la página web, y las cuentas de correo de la plataforma) de la PLAFHC. “Han usado el logo, han entrado en la base de datos y han creado una asociación paralela”, añade.

De hecho, Caballero ha convocado una Junta Extraordinaria para el domingo, un día después de la convocada por Cortés, apoyada por 18 miembros de la PLAFHC- él afirma que forman parte de la Junta Directiva-, donde se presentarán las cuentas, se explicará la situación y se presentará una moción de censura contra el actual presidente para que deje el cargo. Dicha moción ha sido apoyada por 15 de los 18 miembros que según Caballero forman la Junta Directiva.

Al respecto, Cortés tacha de “ilegal” dicha convocatoria, que también forma parte de la querella por un presunto delito de falsa designación de administradores. Y, explica que, según los estatutos de la plataforma, el número de miembros de la Junta Directiva son 9, mientras que Caballero asegura que son 18.