Compartir

“Cuando lleguemos a ese río, ya cruzaremos ese puente”, dice al ser preguntada sobre si aspiraría a dirigir el PP de Madrid

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, asegura que tiene una buena relación personal con su compañera de cartel electoral, Esperanza Aguirre, y descarta realizar una consulta para que la ciudadanía se postule sobre si tiene que gobernar la lista más votada, como pretende su homólogo en Extremadura, José Antonio Monago.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, Cifuentes ha asegurado que la “verdadera consulta” son las elecciones del 24 de mayo y se ha mostrado a favor de un sistema de listas abiertas similar al que se adopta en los comicios para el Senado.

Preguntado por los casos de corrupción que han surgido en el PP y si eso puede lastrar opciones, Cifuentes ha asegurado que siente “vergüenza” por todos esos casos, a la par que ha añadido que aunque le “duelen mucho” también ilustran el sistema “funciona” y que “quien la hace, la paga”.

Cifuentes ha añadido que siempre es “difícil gestionar las traiciones de compañeros” que están implicados en casos de corrupción, si bien ha indicado que el PP ha tomado medidas cuando se han detectado y, sobre todo, para que casos como el de 'Granados', Gürtel', 'los ERE' o 'Bárcenas' no vuelvan a producirse.

Entiende que el ciudadano se “escandalice”, como le ocurre a ella, por este tipo de casos pero a su vez ha reivindicado la “vocación de servicio público” que tienen la inmensa mayoría de políticos.

“Un puñado de corruptos no convierte a un partido en corrupto”, ha insistido Cifuentes quien ha asegurado que ella ha incrementado el nivel de exigencia a los miembros de su candidatura, que han suscrito un código ético cuyo incumplimiento les obliga a dejar su puesto.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid ha asegurado que la elaboración de las listas corresponde al partido y que ella ha tenido “mucho que decir” en su diseño. Ha afirmado sentirse muy satisfecha por esa lista, que compagina a personas con experiencia con gente nueva.

Preguntada por si es cierto que no tiene buen 'feeling' con la candidata al Ayuntamiento y presidenta del PP de Madrid, Cifuentes lo ha negado y ha subrayado que tiene una “buena relación personal”, quien a su vez le ha designado para puestos de “mucha responsabilidad” desde el año 2003.

Así, Cifuentes ha dicho que existen entre ellas diferencias de opinión respecto a algunas cosas pero que le unen otras muchas como la postura a favor de rebajar los impuestos, el modelo educativo y la coincidencia en los “principios y valores” del PP.

Cifuentes no ha querido opinar sobre el hecho de que el incidente de movilidad de Aguirre se tramite como juicio de faltas. Preguntada sobre si piensa optar a la presidencia del PP de Madrid si gana el Gobierno de la Comunidad, ha dicho que ahora no toca congreso del partido en Madrid y se tendrá que ver si la actual presidenta quiere seguir o dejar el puesto.

“Cuando lleguemos a ese río, ya cruzaremos ese puente”, ha agregado la candidata del PP a la Comunidad para remarcar que ella es favorable a un sistema de elección de candidatos por circunscripciones y, por ello, propone reformar el estatuto de autonomía y la ley electoral para dar pasos en esa línea.

Ha asegurado que si pierde los comicios, se quedará como diputada en la Asamblea porque ella no es una “paracaidista” y está claro su “compromiso con Madrid y para trabajar con los madrileños”. Entiende que lo deseable sería que gobernara la lista más votada pero no es partidaria de hacer una consulta ciudadana sobre ello, como propone Monago.