Compartir

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

Después de haber sido ingresado en el hospital el pasado jueves por un amago de infarto, BB King está de nuevo en su casa de Las Vegas, donde está recibiendo cuidados médicos a domicilio.

La leyenda del blues no termina de superar los problemas de salud que ya le llevaron al hospital el pasado 7 de abril, debido a una deshidratación relacionada con su problema de diabetes. Tras un par de días hospitalizado fue dado de alta.

En esta segunda ocasión, la policía de Las Vegas ha confirmado que recibió una llamada desde la casa del músico, relacionada con “una disputa doméstica por cuidados médicos”, en la que habrían estado implicados su hija, Patty King, y su mánager Laverne Toney.

Según Patty King, Toney no proporcionó la medicación a su padre estando de gira, e incluso le acusa de haberle robado unos 30 millones de dólares, si bien estos extremos no están confirmados.

“El señor King está donde desea estar. Siempre me ha dicho que no quiere estar en un hospital. Quiere estar en su casa”, ha declarado Toney a Associated Press.