Quantcast

La combinación de la quimioterapia y la inmunoterapia se muestra prometedora para el cáncer de próstata avanzado

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La quimioterapia puede ser muy eficaz contra los tumores de próstata pequeños, pero los tumores de próstata más grandes acumulan células que suprimen la respuesta inmune del cuerpo, permitiendo que el cáncer crezca a pesar del tratamiento. Un equipo de investigadores ha descubierto que bloquear o eliminar estas células inmunosupresoras permite que un tipo especial de quimioterapia –y las células inmunes que activa– destruyan los tumores de próstata.

Esta nueva terapia de combinación, denominada quimioinmunoterapia y desarrollada por expertos de la escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, alcanzó casi la remisión completa en modelos de ratón de cáncer de próstata avanzado, según detalla un artículo sobre el trabajo que se publica este miércoles en la revista 'Nature'.

El cáncer de próstata avanzado o metastásico no responde normalmente a la quimioterapia ni a un nuevo tipo de fármacos prometedores de inmunoterapia, llamados inhibidores de los puntos de control, que incapacitan el mecanismo de las células cancerosas para ocultarse de manera que el propio sistema inmunológico de una persona puede combatir mejor el tumor.

Esta resistencia específica probablemente se debe en parte a las células B inmunosupresoras, que son más comunes en los grandes tumores de próstata en ratones, así como en el cáncer de próstata avanzado y metastásico en los seres humanos. Como su nombre indica, estas células mantienen el sistema inmunológico a raya, lo que hace de la mayoría de las terapias ineficaces y permite a los tumores malignos crecer sin control.

En este estudio, los investigadores trabajaron con tres modelos diferentes de ratón de cáncer de próstata avanzado. Los tres modelos fueron resistentes a dosis bajas del fármaco de quimioterapia oxaliplatino, que tiene la capacidad única de activar las células inmunes que matan el cáncer.

Pero cuando los investigadores bloquearon el desarrollo o la función de las células B inmunosupresoras o las retiraron por completo antes de tratar a los ratones con dosis bajas de oxaliplatino, los tumores de próstata fueron casi completamente destruidos por las propias células inmunes de los ratones. El equipo obtuvo resultados similares cuando combinadron bajas dosis de oxaliplatino con un inhibidor de punto de control.

“La presencia de este tipo de células B en el cáncer de próstata humano exige pruebas clínicas de este nuevo enfoque terapéutico”, afirma Shabnam Shalapour, investigador postdoctoral y primer autor del estudio. El cáncer de próstata es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres estadounidenses, con aproximadamente uno de cada siete hombres que serán diagnosticados con cáncer de próstata durante su vida.

“Además del cáncer de próstata, células inmunosupresoras similares a las B pueden detectarse en otros cánceres humanos”, augura el autor principal, Michael Karin, profesor distinguido de Farmacología y Patología en la Universidad de California San Diego. “Esto indica que la inmunosupresión mediada por células B podría ser la razón varios otros tipos de cáncer que también son insensibles a los inhibidores de punto de verificación, aumentando la esperanza de que la quimioinmunoterapia tendrá aplicaciones más amplias para muchos tipos de cáncer”, concluye.

Comentarios de Facebook