jueves, 24 septiembre 2020 9:38

El 'Granca', muy lejos del milagro

Los de Aíto, que necesitaban remontar 25 puntos, también perdieron en Rusia

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Herbalife Gran Canaria no obró el milagro en el partido de vuelta de la final de la Eurocup, segundo competición continental, tras perder nuevamente con el Khimki ruso (83-64), que ya había salido vicotorioso de su visita a la isla el pasado viernes, por lo que los rusos conquistan su segundo entorchado tras el que lograron en 2012 ante el Valencia Basket.

El equipo de Aíto García Reneses, que perdió en casa 66-91, dilapidó todas sus opciones antes de viajar a Rusia, sobre todo porque la fiabilidad del Khimki como local es una de sus principales virtudes, algo que le ha permitido sacar músculo este curso. Un factor que demostraron desde el comienzo los pupilos de Rimas Kurtinaitis, el arquitecto de este disciplinado conjunto.

El Basketball Center de Moscú fue testigo de la superioridad de sus muchachos. Primero por la dificultad de la empresa para el 'Granca', y segundo por el acierto de sus estrellas. Fue el caso de Tyrese Rice, campeón de la Euroliga el pasado curso con Maccabi y verdugo del Real Madrid, terminó el envite con 16 puntos en su haber, el segundo máximo anotador del partido tras su compañero James Augustine (18).

El 'Granca', por su lado, echó en falta más movilidad en la pintura y sobre todo, la posibilidad de encontrar una rendija que hiciese daño a la defensa de los locales. Walter Tavares, con 17 puntos, fue el mejor exponente ofensivo de los canarios, pero no fue suficiente como para poner por delante al equipo amarillo en algún momento del partido.

Las ventajas siempre fueron favorables al Khimki, que empezó a preparar la fiesta del título al final del tercer cuarto. Las camisetas conmemorativas hicieron acto de presencia en el parqué en lo que era ya una verdadera fiesta para los rusos. Koponen y Augustine dieron la puntilla final por si había alguna duda.

El Gran Canaria apoyó su juego, en el último acto, en los lanzamientos lejanos (sólo tres triples en todo el encuentro) y pudo recortar distancias para maquillar el electrónico. Kuric, con dos lanzamientos desde el perímetro, endulzó el final de un partido que tenía dueño desde el pasado viernes. El milagro era casi imposible y el Khimki se encargó de hacerlo realidad.

Las sensaciones no impidieron, no obstante, que se valore el gran trabajo de los españoles, uno de las grandes revelaciones este curso en la Eurocup, así como su entrenador Aíto, nombrado mejor técnico de la competición por su increíble racha como locales. El 'Granca' puede levantar la cabeza y ser un orgulloso subcampeón de la segunda competición más importante del 'Viejo Continente'.

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: KHIMKI, 83 – HERBALIFE GRAN CANARIA, 64.

–EQUIPOS.

KHIMKI: Rice (16), Vyaltsev (7), Ilnitskiy (2), Monia (2) y Davis (16) –cinco inicial–; Augustine (18), Popovic (2), Pateev (2), Koponen (13) y Sheleketo (5).

HERBALIFE GRAN CANARIA: Bellas (5), Urtasun (5), Kuric (8), Báez (6) y Tavares (17) –cinco inicial–; Oliver (-), Newley (12), O'Leary (2), Kendall (6) y Paulí (3).

–ÁRBITROS: Rocha (POR), Chiari (ITA) y Nuran (TUR). Sin eliminados.

–PABELLÓN: Basketball Center de Moscú. 3.850 espectadores.