Compartir

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha resuelto este miércoles el concurso de traslados por el que se designa a la actual juez de Primera Instancia número 17 de Sevilla, María Ángeles Núñez Bolaños, como titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que actualmente ostenta la juez Mercedes Alaya y que lleva casos de gran complejidad como los ERE, Mercasevilla o el presunto fraude en los cursos de formación de la Junta de Andalucía.

La designación, pese a la inexperiencia de la nueva titular en materia penal, obedece a que Núñez Bolaños es, de los diez aspirantes que optaban al puesto, la que tiene más antigüedad en la carrera judicial. El puesto quedó libre tras la obtención por Alaya, que lo pidió voluntariamente, de una plaza en la Audiencia Provincial de Sevilla.

El número de su Juzgado de familia, el número 17 de Sevilla, alcanzó cierta notoriedad pública al ser esta magistrada la que concedió al hijo de Isabel Pantoja, popularmente conocido como “Paquirrín”, la custodia compartida del hijo que tuvo con la modelo Jessica Bueno.

Sobre el futuro inmediato de los “macrosumarios” de los que actualmente se ocupa Alaya, este miércoles se ha conocido que la magistrada tiene previsto solicitar que se le nombre en comisión de servicios para poder seguir instruyendo los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares o los cursos de formación, según han informado fuentes judiciales.

La decisión de Alaya se conoce un día después de que la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) acordase proponer un “ambicioso” plan de refuerzo al CGPJ para el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, consistente en la asignación de dos magistrados en comisión de servicio con relevación de funciones, a los que podría sumarse posteriormente un juez de Adscripción Territorial.

PENDIENTES DEL BOE

Una vez resuelto este concurso de traslados, el nombramiento de Núñez Bolaños deberá publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que podría demorarse unos 20 días, según las fuentes del CGPJ consultadas. A partir de la publicación oficial de esta decisión, la nueva titular tendrá un plazo máximo de ocho días para incorporarse a su nuevo destino.

Núñez Bolaños entró en la carrera judicial desde 1994, por lo que acumula 21 años de antigüedad, el factor por el que se decide la sustitución. Ha servido también en Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Ayamonte, Carmona y Jaén y en un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huelva.

Entre la decena de aspirantes al juzgado sevillano también estaba el juez Álvaro Martín, que desde el mes de septiembre del año 2013 refuerza el juzgado de Alaya y que es, además, presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) en Andalucía Occidental.

El pasado día 3 de marzo, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial aceptó la petición realizada por la juez Mercedes Alaya y acordó prorrogar el plazo de la toma de posesión de su plaza de magistrada en la Audiencia Provincial de Sevilla hasta que un nuevo titular se incorpore al Juzgado de Instrucción número 6 de esta ciudad.

OTROS TRASLADOS

Otras 36 plazas ofertadas en el mismo concurso de traslados han quedado desiertas por falta de peticionarios, y la mayoría -todas salvo cuatro reservadas a especialistas de los órdenes contencioso-administrativo y social- se ofrecerán para el ascenso de jueces a la categoría de magistrado.

Desde que el pasado 31 de marzo finalizara el plazo de recepción de solicitudes, los servicios técnicos del CGPJ han examinado y ordenado las 566 instancias recibidas, según ha informado el CGPJ en un comunicado.

Tras la resolución de este concurso, la Comisión Permanente ha acordado anunciar la convocatoria de uno nuevo, en el que se ofertarán 171 plazas correspondientes a las que dejan vacantes los magistrados que han obtenido nuevo destino.

El pasado 3 de marzo, la Permanente aprobó el calendario de concursos de traslado para magistrados, concursos de traslado para jueces y concursos para promoción de la categoría de juez y magistrado que se convocarán de aquí a enero de 2016, y en los que se calcula que se ofertarán más de 400 vacantes.

El objetivo es que, una vez resueltos todos ellos, la mayoría de los 324 jueces hoy en expectativa de destino tengan una plaza en propiedad.