Compartir

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha reclamado este martes en el Senado a los grupos parlamentarios de la oposición que ofrezcan alternativas para la gestión del Registro Civil, después de la renuncia, hecha pública el pasado viernes, a dejarlo en manos de los registradores mercantiles y de la propiedad.

En respuesta a una pregunta formulada por el senador de IU Jesús Iglesias, el ministro ha asegurado que el Gobierno busca “una reforma pactada y consensuada” y ha precisado que su Ministerio no va a renunciar ni a abandonar su búsqueda de un servicio público, gratuito y de calidad.

“Por ahora sabemos lo que no quieren pero no cómo entienden qué es desjudicializar el servicio”, ha recriminado el ministro que ha agregado que la decisión de paralizar la reforma ha llevado “un mensaje de confianza y tranquilidad”.

Iglesias ha indicado, por su parte, que no se cree “la bondad del gobierno” y su “repentino” gusto por el consenso. En su opinión, la retirada del proyecto ha venido provocada porque “una asociación de registradores embarcó al Gobierno en esta aventura”. “A mitad del vals, la novia abandonó”, ha agregado.

El senador de IU ha precisado, no obstante, que la decisión abre una oportunidad para el diálogo. El ministro de Justicia anunció el pasado viernes su intención de paralizar la reforma del registro civil.

“Abandonamos la idea de reformar la ley con carácter inmediato hasta tanto no tengamos ese consenso que queremos generar”, señaló el ministro tras explicar que había transmitido al decano del Colegio de Registradores de la Propiedad su renuncia al proyecto, motivada por las “discrepancias” con este colectivo y la “crítica” y “oposición importante” por parte de profesionales, sindicatos y partidos políticos.