jueves, 1 octubre 2020 15:06

Decenas de personas marchan por sexta vez a pie a Villar de Cañas para decir que el silo “no se pone”

CUENCA, 26 (EUROPA PRESS)

Decenas de personas –unas 400 según los organizadores y 200 según la Delegación del Gobierno– han participado en la VI marcha a pie a Villar de Cañas (Cuenca) para decir que el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares “no se pone” en la localidad.

Así lo ha indicado en declaraciones a Europa Press Carlos Villeta de Ecologistas en Acción de Cuenca, quien ha apuntado que la marcha ha transcurrido con normalidad pese a la amenaza de lluvia y que se ha parado frente a los terrenos en los que está proyectado el ATC “para que la gente vea que no se ha hecho absolutamente nada”.

Asimismo, el ecologista ha recordado que la marcha ha recorrido desde las 11.00 horas los 5,5 kilómetros que separan Casalonga de Villar de Cañas, para concluir en la Plaza de la localidad conquense sobre las 13.50 horas, donde se ha leído un manifiesto y se ha escuchado lemas como “El ATC no se pone”.

“La gente tiene claro que el ATC no se va a poner y está prácticamente convencida de que estamos a punto de conseguirlo porque los terrenos no son aptos”, ha apuntado para añadir que desde Ecologistas en Acción están “muy preocupados” por el hecho de que el ministro de Industria, José Manuel Soria, haya dicho que la obra se va a adjudicar “sin permisos”.

DENUNCIAR A ENRESA Y EL MINISTERIO

En este sentido, ha señalado que desde Ecologistas en Acción están preparados para que en cuanto haya el mínimo atisbo de que esto pueda suceder acudir a los tribunales para denunciar tanto a Enresa como al Ministerio.

De su lado, el portavoz federal de Equo, Juan López de Uralde, ha dicho que la formación política ha acudido a esta marcha porque su compromiso contra el ATC es “firme”. “Es un proyecto que está muriendo, es insostenible y no tenía ningún sentido”, ha apuntado.

“Nosotros esperamos que no se lleve a cabo, sabemos que la voluntad del PP es seguir adelante pero está teniendo un coste político importante y los problemas técnicos que están apareciendo así lo demuestran”, ha argumentado.