Compartir

“Los años sesenta se pueden notar mucho en la melodía, que es lo que más he escuchado. Las baterías y guitarras son más de los setenta. Puede que lo más ochentero quizás sean los sintetizadores”, dice la malagueña en una entrevista con Europa Press.

“Es que hay canciones para cada momento”, apunta sobre este amplio abanico, citando a ABBA y Boney M como favoritos para sus momentos de fiesta, y a clásicos como Pink Floyd, Jethro Tull o Beatles para cualquier instante.

Este reflexión le lleva a admitir que Pink Floyd ha sido su grupo preferido. “Bueno, y lo es, porque lo escucho y vuelvo a caer. Aunque no sea lo que más me define realmente a la hora de hacer música… es tan lejano que yo pueda llegar a hacer algo parecido a Pink Floyd”, apunta entre risas.

En cualquier caso, admite que en realidad ella se mueve artísticamente “por intuición”, ya que “a veces quieres hacer un estilo de música pero no lo consigues”, y añade: “Pues soñar despierta con mil cosas, pero luego no te sale. Además, no se puede forzar porque se nota si no está hecho de corazón”.

PÉRDIDA DE LA INOCENCIA

Transcurridos seis años desde su debut, Anni (Málaga, 1988) admite sentirse más madura, aunque a veces la gente le hace sentir “inocente o muy niña”, aunque recalca que “por dentro” ella no lo siente así. “Mi timidez me hace callarme y seguir a lo mío. Con el paso del tiempo te quitas la inocencia”, apostilla.

Encuadrada dentro de esa generación de chicas cantautoras en la que también están otras como Russian Red o Alondra Bentley, Anni asegura que ahora la gente se está dando cuenta de que “no era una moda”. Además, añade que “al final va a haber un momento en que no se diferencie entre chica y chico, sino me gusta o no me gusta tal grupo y tal canción”.

Pero en cualquier caso, sí que admite que como chica ha sentido “muchos prejuicios” en el mundo de la música: “Se sienten ese tipo de cosas, está en el aire esa sensación de soy una chica tocando la guitarra. A veces se nos toma menos en serio, pero parece que eso va cambiando”.

Sea como sea, la certeza es que Anni vuelve a la carretera para presentar Chasing illusions y actúa este mismo sábado en Málaga. Después será turno para Barcelona, donde se presentará en la Sala Apolo el día 29 en una nueva cita de los Vodafone Yu Music Shows. Y ya en mayo visitará Murcia (Festival SOS 4.8) y Leganés (Festimad).

“La intención es seguir tocando y tocando con toda la banda, que es la mejor manera de presentar este nuevo disco. Tengo una gran banda y tengo ganas de que la gente lo flipe”, sentencia Anni B Sweet sin perder su perenne sonrisa y buen humor.