Compartir

BOGOTÁ, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha exigido este viernes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que pidan perdón por el atentado perpetrado el 15 de abril en el departamento de Cauca, que dejó 11 militares muertos.

“Así como el Estado ha reconocido responsabilidades y pedido perdón, lo menos que se esperaría de las FARC es que pidan perdón por lo ocurrido en el Cauca”, ha dicho durante el Seminario sobre Justcia Transicional.

Hasta ahora las FARC han admitido que el ataque en Cauca fue un “error” y, como tal, lo han lamentado, pero no han llegado hasta el punto de disculparse públicamente por ello.

Este atentado ha tensado el diálogo en La Habana con el Gobierno, ya que supone una violación de la tregua que la guerrilla declaró unilateralmente y que rige desde el 20 de diciembre en todo el país iberoamericano.

Santos ha ido más allá y ha pedido a la insurgencia que también “pida perdón por las violaciones a los Derechos Humanos y los crímenes de guerra que les son atribuibles”, por su rol en el conflicto armado que dura ya más de medio siglo.

El líder conservador ha defendido que “desde el reconocimiento de la ofensa y la petición de perdón es donde comienza la verdadera paz y la verdadera reconciliación” para el pueblo colombiano, por lo que se ha comprometido a hacer lo mismo por parte del Estado.

“De nuestra parte, tengan la seguridad de que, desde la Presidencia de la República, continuaremos trabajando en la implementación de otras medidas de reparación ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, ha afirmado.

Para ello –ha explicado– el Gobierno cuenta “con un Grupo de Trabajo Interinstitucional, liderado desde la Presidencia de la República, que tiene a su cargo el impulso e implementación de las órdenes proferidas por la CIDH”, indicó.

Santos ha indicado que esta es la forma de que el Estado reconozca su responsabilidad, “en algunos casos por omisión y en otros casos por acción directa, de las graves violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Humanitario ocurridas en el conflicto”.