Quantcast

Brett Morgen, director de Montage of Heck: “Kurt Cobain no sabía manejar el ridículo”

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Brett Morgen ha sido la persona encargada de dirigir el primer documental autorizado de Kurt Cobain, titulado 'Cobain: Montage of Heck' y que este jueves se estrena en los cines españoles, una cinta que trata de introducirse en el corazón del músico, uno de los grandes mitos de la música del siglo XX.

“Kurt Cobain no sabía manejar el ridículo”, ha señalado Morgen durante una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha señalado que en su vida hay un tema que dominó “todo lo demás” y que describe con palabras como “humillación” y “vergüenza”. “Pensé que clave para entender por qué su vida era tan desafiante para él”, ha señalado.

De hecho, señala que uno de los casete a los que tuvo acceso tenía una grabación del artista en la que hacía esta confesión y en ella hablaba, quizás metafóricamente, de ser la fuerza que lo impulsaba hacia el suicidio.

Morgen ha tenido acceso a multitud de material inédito, tanto a grabaciones como a “cajas llenas de arte”, piezas en las que se puede descubrir mucho de la esencia de este músico, un icono y, en palabras del director de esta cinta, “uno de los símbolos culturales más importantes de los últimos años”.

Por ello, ha querido dar a conocer “estas fuentes primarias” porque cree que para alguien que “ha sido diseccionado y examinado” hay también una “gran laguna”. “Este documental crea una oportunidad para conocer a Kurt, es como encontrarse con un amigo por primera vez”, ha señalado.

Además de contar con material personal, Morgen ha podido entrevistar a familiares que nunca habían hablado, como los padres o la hermana de Cobain, su novia en los comienzos de Nirvana o su esponsa, Courtney Love.

AUSENCIA DE DAVA GROHL

Hay dos aspectos llamativos en esta cinta. Por un lado, la ausencia de Dave Grohl entre los testimonios. Mientras que Krist Novoselic rememora varios episodios de la trayectoria de Nirvana y de la personalidad de Kurt Cobain, existe un silencio en la tercera pata de la banda más importante del Grunge.

Cansado de responder a la misma pregunta sobre la ausencia de Dave Grohl, Bret Morgen es contundente: “Preguntaselo a él. No estaba disponible”. Además, argumenta que esto “no es una película” sino la vida de alguien llamado Kurt.

“Es muy íntima, son las personas que habrían seguido con Kurt hoy. Si pensara que la cinta está incompleta habría esperado para terminar la película. Nunca fue una cinta de testimonios. Cuando terminé película se ofreció, pero ya era tarde”, ha dicho.

Además, ha señalado Dave tiene un gran acceso a los medios, ha hablado bastante sobre Kurt, lo que no ha ocurrido con sus padres y hermana, que nunca habían hablado, y tampoco cree que Kris haya hablado de manera tan sincera como aquí.

Otro de los hechos sorprendentes es el momento en el que termina la acción de esta narración: antes de la muerte del artista, algo que según ha señalado fue “decisión de Francis”, la hija de Cobain y Love.

“Es una película sobre Kurt Cobain que intenta ser honesta”, ha dicho Morgen, para quien “no hay nada menos auténtico que tomar un suicidio y dotarlo de un mensaje positivo”. “Es falso, es una mierda hollywoodiense, no hay ningún final feliz en ello, la muerte es triste. Así que no había ningún final alternativo”, ha zanjado.

Comentarios de Facebook