viernes, 7 agosto 2020 12:06

El Gobierno indio cifra en 2.000 los abortos o asesinatos diarios de niñas

NUEVA DELHI, 21 (Reuters/EP)

Las autoridades indias calculan que unas 2.000 niñas «mueren» cada día en el país por la preferencia de las familias hacia hijos varones, según la ministra de Mujer e Infancia, Maneka Gandhi, que incluye en este balance principalmente abortos y asesinatos de bebés recién nacidos.

«Hay 2.000 niñas que mueren en el útero cada día. Otras nacen y tienen almohadas sobre sus caras, ahogándolas», ha lamentado Gandhi en una entrevista con la cadena NDTV.

A pesar de que la ley india prohíbe a los padres hacerse pruebas para determinar el sexo de su futuro hijo, los abortos selectivos son una práctica frecuente en determinadas zonas del país asiático. El censo de 2011 reflejaba que la cifra de niñas menores de seis años había caído por quinta década consecutiva.

Un estudio publicado en mayo de 2011 por la revista británica 'The Lancet' alertaba de que unas 12 millones de niñas fueron abortadas en las últimas tres décadas, lo que ha reducido el ratio de 962 mujeres por cada mil hombres de 1981 a 918 por cada mil hace cuatro años.

Para la familia india tradicional, aún pesa la idea de que son los hombres quienes se ganan la vida y los responsables de organizar los ritos funerarios para sus padres. Persiste, además, el deseo familiar de conservar el apellido.

El Gobierno lanzó en enero de este año la campaña 'Beti Bachao Beti Padhao' (Salva a la hija, educa a la hija) para tratar de revertir las actuales estadísticas. La iniciativa ha comenzado en cien distritos donde el ratio de diferencia de población por sexos es especialmente preocupante.

«No esperamos que se vean los resultados hasta al menos dentro de uno o dos años», ha apuntado Gandhi, consciente de que se trata de «cambiar mentes».

Entre los planes del Ejecutivo figura, entre otros modelos concretos, endurecer la aplicación de la ley que prohíbe la selección del bebé en función del género, un mayor acceso de las niñas a la educación y campañas de información para que las familias que no deseen a una hija puedan entregarla a un orfanato.

Artículos similares