Compartir

LONDRES, 20 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Londres y candidato a diputado por el Partido Conservador, Boris Johnson, ha comparado la posible entrada del Partido Nacionalista Escocés (SNP) en el Gobierno central británico con “poner a Herodes al frente de una guardería”.

“¿Pondrías a Herodes a dirigir una guardería? ¿Entrevistarías a un ladrón de joyas convicto para el puesto de vigilante de la Torre de Londres?”, se pregunta Johnson en un artículo publicado en el periódico 'The Daily Telegraph' en el que califica a los nacionalistas de “izquierdistas con esteroides”.

Johnson cree que la única forma de que el líder del Partido Laborista, Ed Miliband, sea primer ministro es con el apoyo del SNP, lo que le convertiría en el “juguete” de la líder nacionalista, Nicola Sturgeon.

Johnson considera que el SNP es “literalmente antibritánico”, que “ha jurado destruir” Reino Unido, por lo que no debería participar en ningún gobierno británico. Para el alcalde londinense, cualquier tipo de colaboración entre laboristas y nacionalistas escoceses, ya sea una coalición o un apoyo menos formal, daría lugar a un gobierno “calamitoso” para el resto de Reino Unido, que estaría entonces “encantado” de dar la independencia a Escocia.

Por ejemplo, cree que los nacionalistas escoceses obligarían a los laboristas a renunciar al control del déficit público, a subir los impuestos, a deshacerse de los submarinos nucleares Trident y a reformar el estado del bienestar.

En conclusión, Johnson insta a los votantes a apoyar al Partido Conservador para evitar una colaboración entre laboristas y nacionalistas que “arruinaría al país”.