Compartir

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El PSOE quiere que el Ministerio de Industria realice un informe coste-beneficio sobre el impacto que el plan de incentivos a la compra de vehículos eficientes PIVE ha tenido en las siete ediciones que ya se han realizado sobre el empleo, el medio ambiente, las arcas públicas y la balanza comercial.

Así lo recoge en una proposición no de ley que será debatida en la Comisión de Industria del Congreso y que recoge Europa Press. En su texto, los socialistas critican que la planificación y gestión del programa ha sido “improvisada y caótica” y que sus sucesivas convocatorias se han publicado “bajo demanda del sector” y sin haber fijado previamente “objetivos cuantificables y evaluables en el tiempo”.

“Las convocatorias se han realizado en base a las necesidades presupuestarias y no a unos objetivos en el corto y medio plazo”, insiste la formación, que señala que aunque el PIVE haya “ayudado a reactivar las ventas” del sector automovilístico, en los últimos meses dos tercios de los vehículos vendidos eran importados, lo que tiene un impacto negativo en la balanza comercial.

EL PIVE 7 DURARÁ POCO

Por eso, y porque la última edición del PIVE durará poco, ya que el 91% de sus 175 millones de presupuesto ya estaban comprometidos antes de su aprobación, el PSOE cree “conveniente” evaluar los efectos que el plan ha tenido hasta ahora.

Así, el PSOE pide al Gobierno que realice un informe de “evaluación coste-beneficio” de las distintas ediciones del PIVE para “medir sus efectos sobre el empleo, el medio ambiente, la hacienda pública y la balanza comercial”, con el objetivo de “mejorar las políticas públicas que se adoptan para fortalecer el sector industrial” español.