Compartir

JERUSALÉN, 18 (EUROPA PRESS)

La diputada palestina Jalida Jarrar, detenida por las autoridades israelíes desde el pasado 2 de abril, será juzgada en un tribunal militar israelí por doce delitos relacionados con su pertenencia al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), según ha informado Amnistía internacional.

Entre los delitos que se le imputan está el de pertenencia a una organización ilegal, participación en protestas o incitación al secuestro de militares israelíes, explica Amnistía, que recuerda que su defensa ha argumentado que no hay ninguna base que sustente estas acusaciones, aparte del “rencor”.

Jarrar se encuentra en detención administrativa, una fórmula israelí que permite mantener en prisión a los sospechosos de forma indefinida y sin necesidad de presentar acusaciones. De hecho, Amnistía recuerda que la Fiscalía militar ha reconocido ante el juez que no quiso presentar cargos contra ella en un primer momento porque de lo contrario podría pedir la libertad condicional. Además, las pruebas contra los presos en detención administrativa se mantienen en

secreto.

Jarrar lleva décadas sometida a medidas punitivas israelíes. En agosto de 2014, se trasladó de Ramala a Jericó incumpliendo la orden judicial. Además, tiene prohibido viajar al extranjero ni siquiera por motivos médicos.

En febrero fue elegida para formar parte de la comisión que prepara una posible denuncia contra la ocupación israelí en el Tribunal Penal Internacional (TPI). Es diputada desde 2006 por la lista del FPLP y vicepresidenta de la ONG palestina Addameer de defensa de los derechos de los presos palestinos.

El FPLP ha reclamado la autoría de varios atentados contra objetivos israelíes desde su fundación en 1967. Aunque en los últimos años ha reducido radicalmente su actividad armada, sí ha reivindicado el reciente ataque ejecutado en una sinagoga de Jerusalén, que se saldó con la muerte de cinco personas.