viernes, 14 agosto 2020 19:44

Investigadores descubren una proteína que aumenta la inmunidad a los virus y el cáncer

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Un equipo de científicos ha descubierto una proteína que juega un papel central en la promoción de la inmunidad a los virus y el cáncer, abriendo la puerta a nuevas terapias.

Experimentos en ratones y células humanas han demostrado que la proteína promueve la proliferación de las células T citotóxicas, que matan las células cancerosas y células infectadas con virus, un descubrimiento inesperado porque la nueva proteína no tenía ninguna función conocida y no se parece a ninguna otra proteína.

Científicos del 'Imperial College de Londres', en Reino Unido, que dirigieron el estudio, están desarrollando una terapia génica diseñada para aumentar las células que combaten la infección y esperan comenzar los ensayos en humanos en tres años.

El estudio, publicado en 'Science', contó también con la participación de expertos de la 'Queen Mary University' de Londres, Escuela Politécnica Federal de Zurich (ETH, por sus siglas en alemán), en Suiza, y la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, Estados Unidos.

Las células T citotóxicas son un componente importante del sistema inmune, pero cuando se enfrentan con serias infecciones o cáncer avanzado, a menudo son incapaces de proliferar en cantidades suficientemente grandes para combatir la enfermedad. Mediante el cribado de ratones con mutaciones genéticas, el equipo descubrió un tipo de ratones que produjo diez veces más células T citotóxicas cuando se infectan con un virus en comparación con los ratones normales.

Estos ratones suprimeron la infección de manera más eficaz y eran más resistentes al cáncer. También produjeron más de un segundo tipo de células T, las células de memoria, lo que les permitió reconocer las infecciones sobre las que han actuado antes y lanzar una respuesta rápida.

Los ratones con aumento de inmunidad produjeron altos niveles de una proteína desconocida hasta ahora, que los científicos denominaron molécula de expansión de linfocitos o LEM, por sus siglas en inglés. Estos expertos demostraron que LEM modula la proliferación de las células T humanas, así como en ratones.

Los investigadores ahora trabajan para desarrollar una terapia génica diseñada para mejorar la inmunidad al aumentar la producción de LEM. “Las células cancerosas tienen formas de suprimir la actividad de las células T, ayudándolas a escapar del sistema inmune. Genéticamente, las células T modificacadas mediante ingeniería para aumentar su capacidad para combatir el cáncer ha sido un objetivo desde hace tiempo y ya existen técnicas para modificarlas”, afirma el director del estudio, Philip Ashton-Rickardt, de la Sección de Inmunobioligía del Departamento de Medicina del Imperial.

“Mediante la introducción de una versión activa del gen LEM en las células T de los pacientes con cáncer, esperamos poder proporcionar un tratamiento robusto para los pacientes. A continuación, vamos a probar la terapia en ratones, asegurándonos de que es segura y viendo si se puede combinar con otras terapias. Si todo va bien, esperamos estar listos para llevar a cabo los ensayos en humanos en unos tres años”, añade.

A ello, el doctor Claudio Mauro, quien dirigió la investigación del Centro de Farmacología Bioquímica del Instituto de Investigación William Harvey de la Universidad Queen Mary de Londres, añade que el descubrimiento también pueden ayudar a explicar los mecanismos biológicos de enfermedades humanas generalizadas por alteración de las respuestas inmunes e inflamatorias, como trastornos inflamatorios y autoinmunes crónicos como la aterosclerosis y la artritis reumatoide.