Compartir

Fundación SERES cree que la RSE en España ha sufrido un proceso de “descarnamiento” pues “se ha eliminado el marketing”

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Naciones Unidas ha presentado en Madrid ante las principales empresas españolas los objetivos de desarrollo sostenible que serán aprobados en la Asamblea General de Naciones Unidas, que tendrá lugar en septiembre de 2015, de la mano de Fundación SERES, en un acto en que ambas instituciones han insistido en la importancia de la colaboración público-privada para poder alcanzar las metas previstas.

En un encuentro con los medios antes del acto oficial de presentación ante las empresas, la administradora asociada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y secretaria general adjunta de la ONU, Gina Casar, ha precisado que la denominada 'agenda post 2015' se compone de 17 futuros objetivos de desarrollo sostenible relacionadas con el crecimiento económico, el desarrollo social y la protección ambiental, que implicarán a cerca de 200 países.

“Hay nuevos objetivos y nuevos actores”, ha indicado, al tiempo que ha hecho hincapié en la importancia de la colaboración público-privada, que se traducirá en “la puesta en marcha de políticas públicas adecuadas para lograr la consecución de los objetivos”, mientras que por parte del sector privado se espera que “promueva la sinergia”.

“Los objetivos de desarrollo sostenible son ambiciosos, en cantidad y en calidad”, según Casar, para quien todos los actores “son piezas centrales para construir una agenda global sólida que pueda ser adaptada localmente a las necesidades de cada país y cada comunidad”, donde las empresas sean “protagonistas del desarrollo sostenible”.

Asimismo, también ha destacado “el papel fundamental” de las ONG para poder alcanzar estos objetivos cuyo éxito radica en el desarrollo de políticas públicas “adecuadas”, como a reiterado Casar, pese a no contar con una dotación económica concreta, y en la participación del sector privado para proporcionar “oportunidades de trabajo decente, protección social, igualdad de oportunidades para todos, sistemas agrícolas sólidos, seguridad alimentaria, agua potable, prosperidad rural, industrialización incluyente y sostenible, infraestructura resiliente y energía sostenible para todos”.

En el caso de España, el PNUD hará llegar los objetivos a las compañías de la mano de Fundación SERES, que agrupa a más de 100 empresas que trabajan para aumentar y mejorar la acción social desde el sector. Precisamente, según se desprende del reciente 'I Informe del impacto social de las empresas' –elaborado por Deloitte y Fundación SERES–, un total de 50 grandes empresas españolas invirtieron en 2013 cerca de 457 millones de euros en programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), tanto a nivel nacional como en el extranjero, que dejaron alrededor de siete millones de beneficiarios directos.

En el caso de España, se destinaron 273 millones de euros en proyectos desarrollados a nivel nacional y entre los colectivos beneficiarios, destacan principalmente la infancia y la juventud, mientras que en relación a la finalidad del programa, siete de cada 10 empresas consultadas han llevado a cabo actuaciones de integración laboral, de las que se han beneficiado cerca de 31.000 personas de colectivos excluidos, según ha recordado el vicepresidente primero de Fundación SERES y presidente de Vodafone España, Francisco Román, para quien “a las necesidades habituales se han sumado otras”.

A su juicio, la RSE en España ha sufrido un proceso de “descarnamiento”, pues “se ha eliminado el marketing” por lo que, en línea con Casar, ha insistido en que “es el tiempo y el momento” de la colaboración público-privada para alcanzar las metas marcadas, a través de “la creación de valor compartido con todos los grupos de interés”.

LA EXPERIENCIA DEL FONDO ODS

Este jueves también ha tenido lugar en Madrid el foro 'Las empresas: protagonistas en el desarrollo global', organizado por PNUD junto con la Fundación SERES, en el que representantes de empresas y de Naciones Unidades debaten sobre cómo alinear esfuerzos de gobiernos, sociedad civil, empresas y agencias de la ONU en pro del desarrollo sostenible.

Para ello, se ha expuesto la experiencia del Fondo ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), un mecanismo de cooperación para el desarrollo creado en 2014 por PNUD en nombre del sistema de las Naciones Unidas con el apoyo del gobierno español. Se trata del primer fondo específicamente creado para el logro de estos objetivos que marcarán la agenda de cooperación internacional en los próximos 15 años.

El Fondo pretende actuar a modo de puente en la transición de los ODM a los ODS, al proporcionar experiencias concretas que ayuden a conseguir un mundo sostenible e inclusivo después de 2015 y ya está trabajando con programas pilotos en 18 países de América Latina, África, Asia y Estados Árabes para iniciar la puesta en marcha de esta agenda con un presupuesto superior a los 60 millones de dólares.

Los gobiernos de los países participantes, sector privado y otros donantes contribuyen presupuestariamente con el 55% del presupuesto de estos programas través de fondos de contrapartida; y una prioridad del trabajo de este nuevo trabajo es promover las alianzas público-privadas en materia de desarrollo.

De hecho, coincidiendo con su viaje a Madrid, Gina Casar también ha inaugurado el trabajo del Grupo Asesor del Fondo ODS sobre sector privado. Formado por líderes empresariales de todo el mundo, el grupo está trabajando con el Fondo ODS para identificar oportunidades de colaboración entre los diferentes actores de la cooperación al desarrollo: gobiernos, agencias de cooperación, sociedad civil y empresas.

En este sentido, el grupo trabajará con la Universidad de Harvard en la producción de evidencia sobre cómo mejorar y hacer más efectivo la cooperación entre empresas y sector público en materia de cooperación al desarrollo y que será presentado a la Asamblea General de la ONU a finales de este año.