domingo, 27 septiembre 2020 3:45

UNICEF y UNESCO denuncian que más de 21 millones de niños no van al colegio en Oriente Próximo y Norte de África

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Más de 21 millones de niños no pueden ejercer su derecho a la educación en Oriente Próximo y el Norte de África, según ha denunciado el Instituto de Estadística de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en un informe conjunto presentado este miércoles.

Aunque el número de niños que asisten a la escuela ha aumentado durante la última década, uno de cada cuatro jóvenes están fuera de las aulas o en riesgo de abandonarlas. Los datos han revelado que en la última década se ha reducido un 40 por ciento el número de niños sin escolarizar en la región.

Sin embargo, el progreso se ha desacelerado recientemente debido a una combinación de pobreza, discriminación, aprendizaje de baja calidad y conflictos, según el estudio. “En momentos de cambio y confusión, esta región simplemente no puede permitirse el lujo de dejar que 21 millones de niños se queden en el camino”, ha denunciado la directora de UNICEF MENA, María Calivis.

Los gobiernos necesitan con urgencia aumentar la escala de sus esfuerzos, en particular para dar prioridad a las necesidades educativas de las familias vulnerables y desfavorecidas, ha resaltado el estudio. “Estos niños deben tener la oportunidad de adquirir las habilidades que necesitan a través de la educación con el fin de desempeñar su papel en la transformación de la región”, ha agregado Calivis.

“Este informe presenta los datos para identificar mejor a los niños, las barreras a las que se enfrentan y las políticas necesarias para llegar a ellos”, ha destacado la directora del Instituto de Estadística de UNESCO, Silvia Montoya.

MAYOR RIESGO DE LAS NIÑAS

Además los datos revelan que las niñas enfrentan un riesgo de abandonar el colegio todavía mayor debido a comportamientos sociales como el matrimonio infantil y la falta de profesorado femenino. En promedio, una niña en esta región tiene un 25 por ciento menos de probabilidades de estar en la escuela que un niño.

En Siria e Irak, donde los conflictos han destruido gran parte del sistema educativo, millones de niños están en riesgo de convertirse en una generación perdida. El informe llega en un momento crucial, ya que se incorpora a los esfuerzos de la comunidad internacional en la elaboración de los objetivos de educación post 2015.