Compartir

Cayo Lara lleva al Congreso el lema de las Marchas de la Dignidad y el presidente replica que su discurso no ayuda

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha negado este miércoles que España se parezca al país que describe la Izquierda Plural –con elevadas tasas de pobreza, desigualdad, paro y desahucios– y ha presumido del “salto hacia delante” logrado durante los últimos años y gracias al cual “las cosas han cambiado”.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha recordado al jefe del Ejecutivo las exigencias de “pan, techo, trabajo y dignidad” que defendían las Marchas de la Dignidad y le ha exigido que “por una vez se ponga en la piel” de los más desfavorecidos y “gobierne para ellos”.

“Discursos como el suyo no ayudan a nada porque España no es ese país que usted dice”, ha respondido Rajoy, que ha reconocido que el país ha atravesado una crisis “gravísima” pero en la actualidad “por fortuna las cosas han cambiado”.

QUEDAN COSAS POR HACER

Y ha defendido que su Gobierno sí adopta medidas en favor de quienes la gente que tiene “dificultades”, como “rebajas fiscales, más becas o un plan contra la pobreza infantil”. “Quedan muchas cosas por hacer pero el país ha dado un salto hacia delante los últimos años”, ha sostenido.

De hecho, ha dicho que podría estar de acuerdo con la política económica que reivindican las Marchas de la Dignidad, ya que comparten con el Gobierno el objetivo de superar la crisis, crecer y crear empleo. Eso sí, ha dejado claro que discrepan en los instrumentos que consideran necesario aplicar para lograrlo.

Rajoy ha defendido en este punto la política económica llevada a cabo durante su mandato y que llevó a España a librarse de ser rescatada. “Eso sí que hubiera sido un desastre”, ha avisado antes de celebrar que, en vez de eso, el país ha sido capaz de superar la crisis siendo capaz de “mantener todos los pilares del Estado del bienestar”.

Además, ha destacado los recientes datos de creación de empleo y ha señalado que será posible “tener 20 millones de personas en cuatro años trabajando en España” en caso de que se persevere en la actual política económica.

SI FUERAN UN BANCO, YA LES HABRÍAN RESCATADO

Este discurso ha sido rechazado por el líder de IU, que ha trasladado al presidente del Gobierno el contenido de una nota manuscrita que le entregó una mujer en la calle y que describe su situación de pobreza y exclusión social.

Así, Cayo Lara ha hablado en nombre de los más desfavorecidos, los desahuciados, la gente sin empleo y los trabajadores con contratos basura para exigir al Ejecutivo un plan urgente contra la pobreza, una ley antidesahucios, un plan de choque contra el paro y el aumento del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.100 euros en tres años.

En este contexto Lara ha recurrido al escritor y periodista Eduardo Galeano. “Imagínese que toda esa gente es un banco, seguro que ya les habían salvado”, ha leído el coordinador federal de IU parafraseando al escritor uruguayo fallecido esta semana.