Compartir

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha defendido este martes en el Pleno del Senado que, como propone el Gobierno en la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la ampliación de plazos en la instrucción de una causa solo la pueda ser solicitada por el Ministerio Fiscal.

Catalá ha respondido así a una pregunta del senador del PSOE Arcadio Díaz Tejera, quien ha criticado que los fiscales vayan a tener el monopolio a la hora de solicitar que se amplíen los plazos de la instrucción, apuntando que casos como el de Bankia o el de las tarjetas black “no se podrían investigar” si la iniciativa tuviera que ser del Ministerio Fiscal.

Así, Díaz Tejera considera que esa posibilidad debería tenerla también el juez, que es una figura “obligatoriamente imparcial”. Según ha advertido, en ocasiones la Fiscalía no ha actuado de acuerdo con “el bien general” y, por tanto, es “preocupante” dejar solo en sus manos “la perseguibilidad de los delincuentes de cuello blanco”, sobre todo cuando se trata de asuntos financieros complejos que precisan de tiempo para ser analizados.

El ministro ha subrayado la necesidad de intentar reducir los tiempos de instrucción porque su alargamiento excesivo impide cumplir el compromiso de la calidad de la Justicia, y ha asegurado que el objetivo del Gobierno con la reforma de la ley “no es otro que mejorar el funcionamiento de la Justicia penal, agilizar los plazos y garantizar la calidad de respuesta”.

LA CORRUPCIÓN NO QUEDARÁ IMPUNE

Especialmente, ha añadido, en “delitos que tienen que ver con la corrupción, fraudes y delitos en sector financiero”, porque el Ejecutivo de Mariano Rajoy está comprometido para que “no haya el más mínimo resquicio para la impunidad”.

Asimismo, Catalá ha expresado su firme confianza en “la calidad y el compromiso” tanto de jueces como de fiscales. “Fijemos reglas procesales que permitan que esa capacitación profesional redunde en un buen funcionamiento del Estado de Derecho” y en garantizar que “no hay márgenes de impunidad y, sobre todo, que los tiempos se cumplen”, ha añadido.

El ministro ha señalado que está abierto a recibir enmiendas de los grupos parlamentarios que mejoren la calidad de la reforma, pero ha insistido en defender el planteamiento del Gobierno: “La ampliación de plazos perfectamente se podrá llevar a cabo cuando la instrucción así lo requiera, y será acordada por el juez instructor y con la participación del fiscal”.