Compartir

Desvincula “absolutamente” al PSC y a Zaragoza del encargo

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

El director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, ha asegurado este lunes que “jamás” revelará quien le encargó la grabación en el restaurante La Camarga entre Alicia Sánchez-Camacho y Victoria Álvarez porque, según ha argumentado, se debe al secreto profesional.

“Si revelo el nombre de un solo cliente tendré que cerrar. Me acojo al secreto profesional. Es mi obligación. No es que sea valiente o no, es que si no lo hago me voy a un juzgado a que me acusen. Me debo a mi profesión y jamás lo revelaré”, ha sentenciado en su comparecencia en la comisión de investigación del fraude en el Parlament.

Marco se ha limitado a repetir en más de una ocasión que el encargo de la grabación proviene del entorno más personal de Camacho, y ante la insistencia de algunos diputados, ha precisado que por entorno más personal entiende “la familia, la pareja, los ascendientes y los descendientes”, sin entrar en más precisiones.

El interés de los diputados se ha centrado en si el exsecretario de Organización del PSC, José Zaragoza, podría formar parte del entorno más personal de Camacho, ante lo que Marco ha respondido: “Ni el PSC, ni el PSC de forma institucional ni el entorno del PSC. He querido desvincular absolutamente el partido de los socialistas de Catalunya. Ni implicados ni involucrados”.

Además, ha añadido que, en su “opinión”, Zaragoza no debería haber dimitido de su puesto en la Ejecutiva del PSOE por su presunta vinculación con Método 3, y ha recordado que el socialista no estuvo ni imputado en el caso.

Zaragoza dimitió ante unas informaciones que apuntaban que contrató a Método 3 para seguir al alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, un encargo que Marco también ha negado: “Eso no lo contrató el PSC por mucho que lo diga la Policía Nacional”.

Marco ha expuesto que Método 3 si realizó un trabajo sobre Albiol en un tema relacionado con una dirección, pero ha asegurado que fue legal como lo demuestra, a su juicio, que el alcalde nunca lo denunció.

“INVESTIGACIONES POLÍTICAS”

Marco considera que se le ha utilizado por temas de luchas políticas que no son las suyas y ha asegurado que, mientras en Madrid le consideran colaborador del “CNI catalán, que no existe”, en Barcelona le consideran colaborador del CNI.

El detective, que se ha presentado como un “mero empresario”, ha considerado que la policía catalana y española son de las mejores del mundo, y ha precisado que si se ha mostrado crítico es por los dirigentes políticos del cuerpo, no por el cuerpo policial en si mismo.

Según Marco, el problema es que la policía tiene dirigentes por encima que “les hacen olvidarse de sus investigaciones técnicas para hacer investigaciones políticas”.

Ha hablado de sus preferencias políticas para decir que hasta hace un año fue votante del PP, y ha añadido que no cree en los movimientos independentistas y sí en defender la españolidad sin vulnerar los derechos fundamentales como, a su juicio, hace C's y no los populares.

AMIGO DE MARTORELL

A preguntas del diputado del PP Santi Rodríguez, Marco ha reconocido que no tiene “ningún consentimiento firmado” de la líder del partido sobre su supuesto consentimiento de que se grabase la comida.

Cuestionado sobre sus vínculos con el exdirector de Prisiones de la Generalitat Xavier Martorell (CiU), el director de Método 3 ha asegurado que es, ha sido y espera que siga siendo su amigo.

En cuanto al coche que Martorell conducía, ha asegurado que se lo prestó cuando dejó de ser director de seguridad del FC Barcelona porque se iba a ir de viaje y no tenía vehículo: “Le dejé mi coche particular”, ha afirmado.

Rodríguez ha considerado que la difusión de la comida de La Camarga fue una cortina de humo usada por la inminente declaración de Álvarez en la Audiencia Nacional por la investigación a Jordi Pujol Ferrusola: “Usted ha sido colaborador necesario en esta estrategia”.