Compartir

Este viernes 10 de abril a las 18:30 horas se inaugurará en el Centro de Formación la exposición 'Un viaje sin nombre'. El pintor madrileño Carlos Romano presentará 21 obras que permanecerán expuestas hasta el día 20 de abril.

Este pintor madrileño, ligado a la Figuración Posconceptual, estudió en la escuela de arte y antigüedades de Madrid. El último año lo compagino con la pintura de los murales de la catedral de Mejorada del Campo. Comenzó los murales del edificio con 19 años y los abandonó a los 20 ya que Justo Gallego no le permitió seguir. Su primera muestra individual la realizo en Madrid a los 26 años y en los últimos años ha desarrollado exposiciones individuales por la geografía española y ha participado en ferias internacionales, en París y Budapest.

En la obra de Carlos predomina la técnica al óleo, aunque también trabaja con tinta china y acrílico. En sus composiciones al óleo en ocasiones hay referencia a la mitología, el pasado, la industria y la pintura urbana. En su pintura hay un cierto nomadismo histórico e interés por la pintura metafísica, se intuyen paralelos con las obras de artistas como Dis Berlin, Guillermo Perez Villalta, David Hockney, Giorgio de Chirico.

Según reconoce a este diario, la pintura es el resultado de su propia vida. “Me siento como un marino que, guiado por su intuición, su anhelo y los deseos más secretos de su corazón, se lanza a la aventura de perseguir un descubrimiento cuyos nombre y formas no conoce, pero que sabe que existe. Tal vez por esto me cuesta encontrar palabras que expliquen mi pintura. Me fascina, la idea de que se dé la posibilidad de poner o de intentar poner todo en una mancha, luchar por esto es especial. Tal vez no importe tanto el resultado sino el hecho de perseguirlo. Lo convierte en un camino que deja algo en ti, una huella casi imborrable del espectáculo del ser de las cosas”.