Compartir

El Ayuntamiento de Toledo estaría dispuesto a dar licencia de apertura y actividad al Pabellón Rafael del Pino “mañana mismo” siempre y cuando “sea exclusivamente para uso del Hospital de Parapléjicos y no para hacer negocio”, tal y como ha detallado este miércoles el concejal de Urbanismo, Javier Nicolás.

En rueda de prensa, junto al portavoz municipal, Rafael Perezagua, Nicolás ha explicado que si se concediese la licencia tal y como está la situación “se estaría prevaricando”, y ha indicado que “hoy mismo” se ha mandado una carta a la Tesorería, propietaria de los terrenos donde está ubicado el centro, para detallarle lo que ocurre, saber qué opina y que envíe un informe.

Nicolás ha apuntado que la licencia de construcción de esta instalación se pidió en agosto de 2008 y en la obra a ejecutar se detallaba que se haría un polideportivo con piscina “para el Hospital”, y que el arquitecto, en su informe, hablaba de “necesidades específicas del centro hospitalario”, aunque en el “último tramo se plantea un uso abierto al público”.

Sin embargo, siendo la Tesorería de la Junta la propietaria del terreno que donó Rafael del Pino para ese uso, según la normativa estatal se debería sacar un concurso para desarrollar una actividad privativa como se quiere hacer en este caso, ofreciendo a una empresa privada que, “sin gastarse un duro”, explote las instalaciones y, al no tener gastos de amortización o de otro tipo, pueda ofrecer precios más competitivos que otros.

Opinión de FEDETO

En este punto, Nicolás ha informado de que el equipo de Gobierno también va a pedir información a la Federación Empresarial Toledana, que “algo tendrá que opinar” sobre esa situación de desventaja para otros centros deportivos de la ciudad, y ha indicado que cuando se construyó el Centro del Agua el Consistorio sacó un concurso al que pudieron optar las empresas.

Por su lado, Rafael Perezagua ha lamentado que desde el Partido Popular se esté “intentando hundir al sector” y “haciendo una polémica sin mirar las consecuencias”, ya que se está “perjudicando” a los lesionados y a la Fundación Rafael del Pino que, según ha agregado, “no sabe nada” de este asunto.

En este contexto, el portavoz municipal ha manifestado que si la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, “hubiera gestionado esa instalación a través de la Fundación del Hospital de Parapléjicos no tendríamos este problema”, criticando que el regalo que realizó Rafael del Pino ella “se lo devolvió a la Fundación”.