Compartir

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El eurodiputado de UPyD Enrique Calvet ha anunciado que ha recibido un burofax que le comunica la suspensión de militancia decidida para él por la dirección nacional del partido el pasado Viernes Santo, por su “constante público desprestigio de UPyD, de sus afiliados y cargos públicos y reiterados actos a favor de otro partido político”.

En un comunicado, Calvet ha explicado que conoció su suspensión de militancia “de manera no oficial”, por las redes sociales, “un agravio al respeto y a los procedimientos”, y que ha recibido esta semana el burofax que lo confirma, con las causas que han motivado la decisión y que el eurodiputado ha negado.

La acusación de desprestigiar a UPyD es “rotundamente falsa”, asegura Calvet en el comunicado, en el que defiende su “integridad política y moral para con el partido” y asegura que las críticas iban dirigidas a “reflotar el partido y sacarlo adelante”, no a beneficiar a otra formación.

Calvet promueve una corriente interna en este partido denominada 'La ciudadanía primero', que este sábado celebrará una reunión en Archidona (Málaga) “para continuar su lucha por restaurar el debate político en el partido a fin de reflotarlo”.

Al encuentro han sido invitados entre otros Toni Cantó, que ayer dimitió como diputado y candidato de UPyD a la Generalitat Valenciana, Álvaro Anchuelo, Ignacio Prendes y Luis de Velasco, todos ellos críticos con la dirección nacional del partido. El objetivo, según los impulsores de este movimiento, es “reunir a todas las voces y críticas, incluyendo a aquellas que se han comportado con gran dignidad tras los resultados electorales de las elecciones andaluzas”.

CONTRA MAURA Y CALVET

El grupo de UPyD en el Parlamento Europeo está ahora dirigido por Maite Pagazaurtundua. Dos de los cuatro parlamentarios, Calvet y Fernando Maura, se encuentran en procedimiento disciplinario por “reiteradas actuaciones de desprestigio del partido” y su negativa a “acatar las normas internas”.

El Consejo de Dirección tomó esta decisión el pasado viernes día 3 de abril; acordó además la suspensión cautelar de militancia “para evitar mayores perjuicios” a la vida interna de UPyD. La formación asegura que es la primera vez que el Consejo de Dirección adopta estas medidas en lo que va de año.

La incoación del expediente y la adopción de medidas cautelares en ningún caso prejuzga el resultado final del proceso. De hecho, y según los estatutos del partido, se abre ahora un periodo para la instrucción del expediente y para su resolución posterior por parte el Consejo de Dirección.