Compartir

“Me motiva mucho poder aprender más todavía sobre fútbol a su lado, y es también un desafío enorme”

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El centrocampista español Xabi Alonso elogia la figura de su entrenador en el Bayern de Múnich, Pep Guardiola, uno de los “muy buenos motivos” por los que decidió que había llegado “el momento de hacer algo diferente” y dejar el Real Madrid, y del que destaca que “no impone su filosofía” sino que “convence con ella” a la plantilla.

“Tuve muchos y muy buenos motivos para fichar por el Bayern. Pep Guardiola fue uno de ellos, desde luego”, recuerda Xabi Alonso en una entrevista a la revista semanal de la FIFA, que recoge Europa Press.

El tolosarra comprendió “de inmediato” por qué el entrenador catalán, “con esa intensidad que tiene, ha conseguido tantas cosas en una carrera que todavía no es especialmente larga”. “Me motiva mucho poder aprender más todavía sobre fútbol a su lado, y es también un desafío enorme”, añade.

Para el exjugador del Real Madrid, el de Santpedor “es una persona muy minuciosa en sus planteamientos y en su trabajo, un magnífico estratega y un entrenador muy metódico”. “Pep domina todos los aspectos del juego. No impone su filosofía a los jugadores, sino que nos convence con ella. Si un entrenador es capaz de conseguir eso, sabe que sus jugadores se implicarán mucho más y lucharán con más ganas por los objetivos comunes”, advierte.

De todos modos, Alonso se siente agradecido a casi todos los grandes técnicos con los que ha jugado. Así, de Rafa Benítez, su entrenador en el Liverpool, recalca que “era muy analítico” y que “tenía un plan para cada partido”, mientras que de José Mourinho, con el que coincidió en el Real Madrid resalta que “es muy astuto tácticamente y un gran motivador”.

“Ancelotti, al igual que Aragonés y Del Bosque, es alguien que lleva a sus equipos a triunfar con un magnífico trato humano. Guardiola, como ya he dicho antes, es increíble. Con él dominamos como poco tres sistemas de juego”, agrega sobre el italiano, con el que estuvo en su último año como jugador blanco, y de los dos seleccionadores que le llevaron a ganar la Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012.

El centrocampista vasco se refiere también a su sorpresiva marcha del Real Madrid. “Tras conquistar la Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid el año pasado, sentí que había llegado el momento de hacer algo diferente. Ya teníamos la 'Décima', el máximo título al que pueden aspirar los equipos europeos y que fascina al público desde los tiempos en que aún se denominaba Copa de Europa”, afirma.

Así, le pareció que “era hora de volver a probar algo nuevo enrolado en uno de los mejores clubes del mundo y una de las tres mejores ligas europeas”, dando las gracias al club blanco por dejarle partir al Bayern “pese a que tenía contrato en vigor hasta 2016”.

Su presencia en el conjunto alemán le daría la oportunidad de cumplir “un sueño” al unirse al holandés Clarence Seedorf en conquistar tres veces la 'Champions' con tres equipos diferentes, algo que no le preocupa en la actualidad porque está “concentrado en contribuir semana tras semana al éxito colectivo del equipo”.

El tolosarra se acopló “muy bien” al campeón de la Bundesliga pese a llegar con la campaña liguera ya iniciada y se sintió “a gusto” rápidamente al notar “enseguida” que sus compañeros “confiaban” plenamente en él.

“Yo diría que es un caso de suerte excepcional haber tenido la

fortuna de jugar en equipos tan extraordinarios a lo largo de mi

carrera. El Liverpool, el Real Madrid y el Bayern forman parte de la

aristocracia del fútbol. En todos ellos me he sentido

muy a gusto, aunque el fútbol que yo practico es más bien el de un

obrero”, prosigue Xabi Alonso, que cree que con los años ha “evolucionado” y es “un profesional distinto, más maduro”.

“RAÚL NOS ABRIÓ LA PUERTA DE LA BUNDESLIGA”

Respecto a la comparación entre la Liga BBVA, la Premier y la Bundesliga, el mediocentro español no se atreve a decir que “una sea mejor o peor que otra”, subrayando el “fútbol muy rápido y muy físico” del torneo inglés y el alemán, en contraposición con el español donde “se le concede más valor al juego técnico y el estilo se adapta en consecuencia”.

En este sentido, el jugador guipuzcoano reconoce que en el Real Madrid, “el poderío atacante era tan grande, con superdelanteros como Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale, que todo se organizaba en torno a ellos”.

Por último, no duda de que el paulatino éxodo de jugadores españoles a Alemania continuará porque “en estos últimos cuatro o cinco años la Bundesliga ha ganado mucho en atractivo”.

“Hasta hace poco, para los jugadores españoles los únicos destinos que merecían la pena eran la Primera o la Premier. Hoy, cuando salen al extranjero, suele ser para fichar por equipos de la Premier o, cada vez más, de la Bundesliga. Raúl, que en 2010 dejó el Real Madrid por el Schalke 04, nos abrió la puerta a muchos otros”, sentencia.