miércoles, 30 septiembre 2020 9:16

La inflación de la OCDE aumenta una décima en febrero, hasta el 0,6%

PARÍS, 2 (EUROPA PRESS)

La tasa de inflación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó en febrero en el 0,6%, lo que supone una décima más que el 0,5% de enero, cuando marcó su nivel más bajo desde octubre de 2009, según informó la institución en un comunicado.

En concreto, la OCDE destaca que los precios de la energía se redujeron un 11,6% interanual en febrero, frente a la caída del 12% de enero, mientras que el incremento interanual de los precios de la alimentación se mantuvo estable en el 2,3%.

Por su parte, la tasa subyacente de inflación de la OCDE, que excluye los precios de la energía y la alimentación, se situó en enero en el 1,7%, cifra idéntica a la del mes anterior.

Por zonas geográficas, la organización dirigida por Ángel Gurría apunta que la inflación interanual registró un comportamiento variado. En concreto, los precios siguieron cayendo, aunque a un ritmo más lento, en Italia (-0,1% frente al -0,6% de enero) y en Francia (-0,3% frente al -0,4% del mes anterior).

Por su parte, los precios se mantuvieron sin cambios en Estados Unidos y Reino, después de haber caído una décima y subido un 0,3% en enero, respectivamente. Asimismo, la inflación interanual fue positiva en Canadá (estable en el 1%), Japón (donde descendió del 2,4% al 2,2%) y Alemania (donde paso del -0,6% al 0,1%).

En el caso de la eurozona, los precios cayeron tres décimas en febrero en tasa interanual, frente a la bajada del 0,6% de enero, aunque el dato preliminar del mes de marzo apunta que el descenso de la inflación se redujo al 0,1%.

La OCDE subraya que la tasa anual de inflación aumentó dos décimas en febrero, desde el 2,5% al 2,7%, en el conjunto de países que forman el G-20. Este dato muestra comportamiento divergentes entre los países, ya que se incrementó un 18% en Argentina y un 16,7% en Rusia.

En el caso de España, la inflación interanual se situó en el -1,1% en febrero, -1,2% en términos armonizados, tras aumentar dos décimas los precios de los alimentos y la inflación subyacente y caer un 10,2% la energía.