lunes, 10 agosto 2020 22:36

Gabilondo cuestiona que los impuestos hayan bajado en Madrid y plantea recuperar Patrimonio a los que superen el millón

No haría más universidades en Madrid, pero cada una tiene que buscar sus señas de identidad y no repetir todos los estudios

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha cuestionado que los impuestos hayan bajado en Madrid, citando distintas tasas, impuestos indirectos o el copago farmacéutico, y ha planteado recuperar el de Patrimonio, bonificado al cien por cien en la región, a aquellos madrileños cuya riqueza supere el millón de euros.

Gabilondo ha revelado en una entrevista con Europa Press que van a hacer un “diagnóstico” de lo que ha ocurrido con los impuestos en Madrid para aclarar “unos discursos” que se están oyendo al respecto. “Tenemos un prejuicio de que los impuestos en Madrid han bajado y no estoy tan seguro de que sea así en los últimos años, y no digamos las tasas y los impuestos indirectos, tanto en la Comunidad y el Ayuntamiento”, ha dicho.

“Nos engañamos si decimos que vamos a bajar los impuestos y las tasas están como están”, ha proseguido el candidato socialista, que ha señalado que no se puede hablar de bajada de impuestos si por otro lado, los “medicamentos hay que pagarlos” o “la accesibilidad no es universal”. Son necesarias “soluciones justas”, ha dicho.

“Vamos a hacer un diagnóstico de lo que ha ocurrido, porque desde luego, si he subido nueve y luego bajo tres, a eso le llamo yo subir seis, no sé cómo le llaman otros”, ha ironizado Gabilondo, que una vez tenga los datos, se planteará qué se puede hacer en esta materia bajo tres principios: no subirlos, destinarlos a servicios públicos y todo con “transparencia”.

En este punto, ha destacado que no se puede pedir “más esfuerzos impositivos a los trabajadores, a las clases medias y a los que están en situación de indefensión” pero sí se dirige a los que “tienen más posibilidades”, y, en concreto, a los que tienen patrimonio de más de un millón de euros”.

“Igual tenemos que invocar y convocar su deber ciudadano y su solidaridad para que hagan un esfuerzo mayor”, ha planteado Gabilondo en alusión a su propuesta de recuperar el Impuesto de Patrimonio en Madrid pero para aquellos que superan el millón de euros.

Con respecto al Patrimonio, ha aclarado que habla desde Madrid pero con “política de Estado” y piensa que “igual habría que establecer un mínimo para todo el territorio nacional en relación con este impuesto”. “Madrid también quiere ser solidaria con el resto de España, igual hay que establecer un mínimo”, ha dicho.

Una vez planteado esto, Gabilondo explica que la recaudación no será para tenerla en el “bolsillo” o en las “arcas” sino para hacer políticas públicas, atender a los servicios públicos y “atender a las necesidades de quienes están en situación de vulnerabilidad y que no se vean privados de sus derechos”.

También se ha referido al modo de hacerlo: tiene que ser con “transparencia, eficiencia, rendición de cuentas, evaluación de resultados y con honradez”. “Porque si pedimos impuestos para que algunos se apropien de esos impuestos y en vez de invertirlos en los ciudadanos lo que hace uno es acopio de ellos, no se puede”, ha añadido.

NO MÁS UNIVERSIDADES

Por otro lado, ha sido preguntado por la situación de la universidad pública en Madrid –ha sido rector y ministro de Educación– y cree que sí es sostenible aunque es “partidario de no crear más universidades” en la región, ni públicas ni privadas. “No haría más universidades públicas ni privadas y lo que haría es que cada universidad buscara sus señas de identidad, que no se den todos los estudios en todas”, ha explicado.

En este sentido, ha señalado que Madrid tiene un “sistema universitario buenísimo” si bien ha puntualizado que algunas privadas creadas “recientemente no han contado con el informe favorable de quienes están en el Consejo Universitario”. “Lo tienen de Madrid pero no de la Conferencia de rectores de Madrid”, ha apostillado.

A su juicio, hay que “construir la transformación de Madrid en el sistema productivo vinculado a la I+D+i de las universidades y los centros de investigación”, porque hay organismos públicos de investigación que “son extraordinarios”. “Debe ser una de las claves”, ha apuntado.

Lo que haría primero, según ha explicado, sería buscar la relación con respecto a contenidos y “hacer una economía del conocimiento sostenible vinculado a sus universidades”. “Madrid será lo que sean sus universidades. No es una cuestión de quitar o de poner sino trabajar en esa dirección”, ha remarcado.

Por otro lado, ha señalado que le gusta que la universidad sea “de calidad” pero “accesible”, y le gustaría hablar de “detalles no menores” como las tasas universitarias y las becas. “Esto es un asunto que Madrid debe pensar seriamente”, ha considerado.

LUCHA CONTRA EL DESEMPLEO

La lucha contra el desempleo también va a ser la punta de lanza de su programa, repasando tanto el empleo como el subempleo, los trabajos de baja calidad o los abusos en forma de contratación. “Hace falta activar la actividad económica en Madrid, una ciudad de servicios con un sistema productivo que hay que modificar y un tejido industrial bastante deteriorado”, ha apuntado.

La educación y la sanidad también dos prioridades “absolutas” para los socialistas. “Yo ya he dicho que tenemos que ver cuáles son las ventajas, diagnosticar, uno tiene que hacer un diagnóstico y ver qué cosas tienen que ser distintas”, ha indicado, destacando que “a veces, la suma de pequeñas cosas acaban afectando al modelo de forma global, como puede pasar en sanidad”.

En educación, habrá que ver, según ha explicado, la situación de la concertada, que nació “para dar respuesta a la universalización de la educación”. “Pero hay que valorar qué se está haciendo con respecto a la incursión de la enseñanza, qué tiene que ver con la cesión de suelos o si se ha convertido en un modelo de competencia con otro”, ha dicho.

También se ha referido a la enseñanza bilingüe, que le parece “muy importante y necesaria” pero tiene que evaluar si se ha implantado bien, con qué extensión y “si eso ha servido para impulsar la excelencia o generar algún tipo de equidad”. “La moderación es la mesura, hay que evaluar antes que descalificar, pero el modelo tiene que hacer compatible la excelencia con la equidad y vamos a trabajar para proponer un cambio de gobierno, de políticas y en la forma de gobernar”, ha concluido.

Artículos similares