Compartir

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha denunciado que al menos 62 niños han muerto y otros 30 han resultado heridos durante la escalada de la violencia en Yemen en la última semana. La agencia señala que los servicios básicos de salud y la educación se han visto gravemente afectados por los combates y hace un llamamiento para proteger a la infancia.

“Los niños necesitan desesperadamente protección, y todas las partes del conflicto deberían hacer todo lo que esté en su mano para mantener a los niños seguros”, ha declarado el representante de UNICEF en Yemen, Julien Harneis, en un acto que ha tenido lugar en Amán.

UNICEF apunta a que la actual intensificación de la violencia y el rápido deterioro de la situación humanitaria están empeorando las ya precarias condiciones de los niños en el país, con una inseguridad alimentaria generalizada, desnutrición severa aguda y aumento de las tasas de reclutamiento de niños.

La agencia humanitaria ha subrayado que con aliados nacionales e internacionales sigue trabajando para proporcionar a los niños afectados suministros esenciales de agua, saneamiento y salud, así como vacunas, nutrición, educación y programas psicosociales y de concienciación sobre minas.