Compartir

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

La carretera que une Villamanrique de la Condesa (Sevilla) y El Rocío (Huelva) ha sido el enclave en el que el pasado fin de semana se ha producido un nuevo caso de muerte de un ejemplar de lince ibérico por atropello, que supone el tercero en el espacio natural de Doñana y el quinto en la comunidad autónoma andaluza en lo que va del presente año 2015.

Concretamente, según los datos recogidos por Europa Press del proyecto LIFE+Iberlince, a primera hora de la mañana de este domingo técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta adscritos al programa recibieron el aviso del guarda de la Sociedad de Cazadores Murex y del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, informando del atropello del que ha resultado ser un macho de tres años radiomarcado.

El animal será trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de la Junta de Andalucía, donde se le practicará la necropsia.

El atropello de este fin de semana, a la altura de la conocida como Dehesa del Gato, ha venido precedido de otros dos acontecidos este año en la carretera A-481, que confirma así su condición de 'punto negro' denunciada por los ecologistas: el primero, de un macho de año y medio, tuvo lugar en febrero, y el segundo, el de una hembra de doce años, a mediados de marzo. Los restantes casos se han dado en la vía A-3001, entre Adamuz y Obejo (Córdoba), y en la A-4, a su paso por Villanueva de la Reina (Jaén).

La recurrencia de esta localización en este tipo de incidentes se explicaría, según ha precisado a Europa Press el portavoz de Ecologistas en Acción en el Consejo de Participación de Doñana, Juan Romero, en que en territorio del Parque Nacional “los linces no existen porque no hay conejos”.

Así, en la búsqueda de esta especie que supone su principal fuente de alimentación en tanto que especie predadora, los linces acaban en estas inmediaciones, donde se concentran los escasos ejemplares existentes.

Por ello, Romero ha insistido en la necesidad de, por una parte, actuar contra los 'puntos negros' detectados en la red viaria andaluza y, por otra, apostar por un plan de recuperación del conejo, introduciendo ejemplares inmunizados –la cepa de la enfermedad hemorrágica vírica (EHV) causa numerosas bajas en la población– y negociando con los cazadores una “moratoria”.

INVESTIGACIÓN DE LA FISCALÍA

Ya el Ministerio Fiscal ha comunicado a la asociación conservacionista WWF la apertura de una investigación de oficio relativa al atropello de ejemplares de lince ibérico en las carreteras andaluzas, aspecto por el cual, de hecho, el colectivo ya ha remitido su propio informe a la Fiscalía General de Medio Ambiente.

Según ha explicado a Europa Press el responsable de Biodiversidad Terrestre de WWF, Luis Suárez, la asociación ha presentado un dossier con el trabajo realizado por la organización en este aspecto y las peticiones realizadas al respecto, con vistas a dilucidar una posible responsabilidad de las administraciones, habida cuenta de lo que consideran como un “incumplimiento” por parte de éstas de las obligaciones básicas de mantenimiento de carreteras.

WWF cree que ello puede constituir un delito en la medida en que algunas de estas vías son recurrentes 'puntos negros' en lo que respecta a la muerte de linces ibéricos por atropello, una casuística especialmente agudizada en Andalucía durante 2014.