Compartir

“No va a ser fácil que me arresten”, advierte el acusado por crímenes de guerra

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La cámara de apelaciones del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ha decidido revocar la libertad provisional concedida al líder ultranacionalista serbio Vojislav Seselj y ha ordenado que vuelva a prisión por haber incumplido las condiciones que se le impusieron cuando quedó libre, ha informado la cadena de radio serbia B92.

El tribunal de La Haya decidió conceder al líder del Partido Radical Serbio (SRS) la libertad provisional por motivos de salud y le liberó en noviembre de 2014. Seselj, que fue recibido como un héroe por sus simpatizantes en Belgrado, está acusado de crímenes de guerra y el TPIY todavía tiene que dictar sentencia en su juicio.

El TPIY ha asegurado que Seselj tiene que volver a prisión porque ha incumplido las condiciones que él mismo aceptó para salir en libertad y que, tras su llegada a Serbia, ha asegurado que “rechaza”.

Antes de la nueva decisión de solicitar su vuelta a prisión, el TPIY no había hecho públicas las condiciones de su libertad provisional aunque algunos medios habían apuntado que, entre otras condiciones, debería cumplir arresto domiciliario, ir con escolta policial a recibir tratamiento por el cáncer que padece, tiene prohibido ponerse en contacto con las víctimas de su caso y hacer declaraciones públicas sobre el proceso, tiene su pasaporte confiscado y tiene prohibido participar en política.

Desde que regresó a Serbia, Seselj ha participado en actos políticos, con discursos en manifestaciones y campañas de su formación, el SRS, aunque no ha hecho declaraciones sobre el caso por el que está implicado en crímenes de guerra.

El pasado mes de noviembre, el ultranacionalista serbio advirtió de que no volvería al centro de detención del TPIY bajo ninguna circunstancia.

La cámara de apelaciones del TPIY se ha pronunciado sobre el régimen de libertad de Seselj en respuesta a una petición de la Fiscalía, que ha denunciado que su comportamiento en Serbia “traiciona la confianza” de la corte porque “ha amenazado a personas que cooperan con la Fiscalía” y porque ha dicho “que no regresará a La Haya”, “incumpliendo las condiciones para su liberación”.

La Fiscalía también han puesto en entredicho las evaluaciones médicas sobre el estado de salud de Seselj y ha pedido que si vuelve a ser puesto en libertad, sea con unas condiciones más estrictas.

Antes de la decisión de la cámara de apelaciones, la sala que llevaba el caso se negó a volver a encarcelar a Seselj, como le pedía la Fiscalía.

SESELJ DICE QUE NO SE ENTREGARÁ

Desde la sede del SRS en Belgrado, Seselj ha dejado claro este lunes que no piensa entregarse y ha advertido de que “no va a ser fácil” que le arresten. “Veamos cómo Aleksandar Vucic y Tomislav Nikolic me arrestan ahora”, ha afirmado, en referencia a sus dos antiguos compañeros de partido que ahora son, respectivamente, el primer ministro y el presidente de Serbia.

En declaraciones al diario 'Vecernje Novosti', Seselj ha asegurado que ahora está encargándose de “temas del partido” y que tiene previsto ir esta tarde a la localidad de Bor, en el este de Serbia, a un foro organizado por su formación.

“Dejen que venga la Policía. Son los que se encargan de los arrestos. Si la Gendarmería aparece y agrede a personas, tendré que vigilar mi espalda. No será fácil que me arresten”, ha asegurado. El líder ultranacionalista serbio ha afirmado que ahora corresponde al Gobierno “cumplir los plazos de extradición” y que él intentará evitar la solicitud de La Haya porque cree que “todos” sus derechos están “amenazados en Países Bajos”.

Seselj está acusado de incitar a sus seguidores a cometer crímenes y a emprender una campaña de limpieza étnica en Croacia y Bosnia, entre otros crímenes de guerra.