Compartir

Nueva imputación en la trama Gürtel. En esta ocasión se trata de Alicia Vallejo López, la expareja del exalcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero. Actualmente es funcionaria del Ayuntamiento de Boadilla y ocupaba, hasta su baja, la jefatura del Área de Patrimonio y Compras.

El próximo 15 de abril tendrá que declarar como imputada ante el juez Ruz por un supuesto delito de blanqueo de capitales debido a la presunta adjudicación irregular en el año 2008 de una vivienda de promoción local ya que, según la documentación obrante en la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda de la localidad, no cumpliría con los requisitos legales para acceder a dicha adjudicación.

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte, como acusación particular en el caso Gürtel, presentó el pasado mes de septiembre un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid en el que solicitaba al juez Ruz la imputación de esta funcionaria municipal.

Un informe de la ONIF indicó que la vivienda que tenía en propiedad la funcionaria, sita en la calle Ana de Austria de Boadilla del Monte, fue adquirida en el año 2007 por la empresa Solarus Ibérica, S.L, cuyos fondos procedían de otras empresas, holandesa y panameña, cuya beneficiaria era, según el informe, la exesposa del anterior alcalde de Boadilla, Arturo González Panero.

Por otro lado, consta la adjudicación a dicha funcionaria de una vivienda de promoción local de Boadilla del Monte. Ante las presuntas irregularidades detectadas, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte puso en conocimiento del juez cómo se desarrolló el proceso de adjudicación para que éste valorase la pertinencia de citar como imputada a la funcionaria así como a declarar al entonces gerente de la EMSV y a la exmujer de Panero, ya imputados en la causa.

El Ayuntamiento apreció irregularidad básicamente en el hecho de que la adjudicataria había sido titular de una vivienda anteriormente, la que fue adquirida por Solarus Ibérica, S.L, y los criterios de adjudicación excluían expresamente esa circunstancia. Una semana después de la solicitud de la Vivienda de Promoción Local, la funcionaria firmó un contrato privado de compraventa con la EMSV, representada por su gerente, Alfonso Bosch, contrato de compraventa que fue elevado a público en la correspondiente escritura.