Compartir

La aerolínea Lufthansa ofrecerá una ayuda inmediata de hasta 50.000 euros por pasajero a las familias de las víctimas del avión de Germanwings que el pasado martes se estrelló en los Alpes franceses, aparentemente por una acción deliberada del copiloto.

Un portavoz de Lufthansa ha confirmado a la agencia Reuters este desembolso, que servirá para paliar las necesidades económicas inmediatas que puedan tener los familiares de los fallecidos. A bordo del avión viajaban un total de 150 personas entre pasajeros y tripulación.

El avión, que cubría la ruta entre Barcelona y Dusseldorf, transportaba principalmente a personas de nacionalidad alemana y española. Gran parte de las familias se han desplazado en los últimos días a la zona de los Alpes donde se produjo la tragedia.

Los investigadores trabajan para recuperar los restos de las víctimas e identificarlos, pero un portavoz de la Gendarmería ha reconocido este viernes que se trata de un proceso complicado porque no queda “ni un cuerpo intacto” en el lugar del impacto.