Compartir

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El PP e Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) han esgrimido los casos de Gürtel y de los 'papeles' de Luis Bárcenas que afectan al PP para justificar su voto en contra de las dos principales leyes anticorrupción del Gobierno, que este jueves se han debatido en el Pleno del Congreso.

Se trata de la nueva ley que regula la actividad económica de los partidos –que modifica la Ley de Partidos, la de financiación y la del Tribunal de Cuentas–, y el conocido como Estatuto del Alto Cargo. Estas dos leyes, junto con el Código Penal, saldrán del Congreso con destino al Boletín Oficial del Estado (BOE) para su publicación y entrada en vigor.

En este último debate parlamentario en el Congreso, el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ha dicho que estas dos leyes son “el más importante paquete legislativo contra la corrupción”.

La figura del ex tesorero del PP ha sobrevolado este último debate parlamentario de las leyes anticorrupción. Para el socialista Antonio Pradas, resulta difícil hablar de regeneración democrática y de medidas contra la corrupción cuando el partido del Gobierno ha sido

acusado por un juez de “ser participe a título lucrativo de un delito de financiación ilegal y de haber llevado al menos durante 18 años una contabilidad B”.

ES IMPOSIBLE UN ACUERDO CON EL PP BAJO ACUSACIÓN

A su juicio, “es imposible llegar a acuerdos con el PP cuando su presidente está siendo acusado de delitos de irregularidades tan graves”, por lo que ha anunciado su voto en contra a las dos leyes:

“Nadie entendería que apoyáramos a un gobierno que no asume responsabilidades”, ha proclamado.

También el ponente de Izquierda Plural (IKU-ICV-CHA), Joan Josep Nuet, ha esgrimido los casos Gürtel y Bárcenas para justificar su voto en contra de las dos leyes e incluso ha intentado leer frases textuales del último auto del juez Pablo Ruz que acusa al PP y sus extesoreros, pero se ha encontrado con la negativa de la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, que en ese momento presidía la sesión.

“No estamos en un debate sobre Gürtel, estamos en el debate de las enmiendas presentadas en el Senado”, ha cortado Villalobos. “No tenga ninguna duda de que estamos hablando de financiación de partidos políticos”, ha replicado Nuet.

ES UN AUTO, NO UNA SENTENCIA

Las alusiones a la investigación judicial de las finanzas del PP han sido contestadas por el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, quien ha recordado que todavía no hay sentencia, sino un auto de un juez instructor, y ha pedido no utilizar la corrupción “contra el adversario”.

“Fortalecer el sistema pasa por despreciar a los corruptos, pero también pasa por respetar los principio del Estado de Derecho y no extender la responsabilidad más allá de los culpables –ha proclamado–. Tan reprochable como improcedente es lanzar sombras de sospecha, dictar sentencias anticipadas, confundiendo un auto de instrucción con una sentencia”.