Compartir

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El Sincrotrón Alba, el acelerador de partículas ubicado en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), colabora con la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) en la construcción del primer sincrotrón de Oriente Medio.

El sincrotrón catalán ayuda en la validación del prototipo y una serie de 16 imanes dipolares que se instalarán en la fuente de luz de sincrotrón que se está poniendo en marcha en Jordania y que se llamará Sesame.

Los imanes dipolares utilizan a los sincrotrones para guiar la trayectoria de los electrones, y también se utilizan para generar luz de sincrotrón ya que los electrones, al recibir una aceleración centrípeta, emiten luz de sincrotrón.

El Laboratorio de Medidas Magnéticas del Sincrotrón Alba se encarga de caracterizar el mapa de campo magnético de estos imanes, es decir, mide con exactitud la intensidad del campo magnético en el plano horizontal que contiene la trayectoria de los electrones.

Según la directora del Sincrotrón Alba, Caterina Biscari, esta colaboración es fruto de una excelente experiencia adquirida por el personal de Alba durante la construcción y la operación de la infraestructura, que ha ubicado a estos científicos e ingenieros en la vanguardia de la ciencia.

El Laboratorio de Medidas Magnéticas del Sincrotrón Alba es el único en España especializado en medir grandes estructuras magnéticas, y al margen de los imanes y dispositivos de inserción Alba.