Quantcast

El Gobierno remite un nuevo borrador de formación que prevé publicitar mayor número de sanciones por fraude

Empleo sigue relegando a los agentes sociales al papel de diseño y planificación de la formación, pero habla ya de acuerdo

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Empleo ha remitido en las últimas horas a patronal y sindicatos un nuevo borrador de Real Decreto-Ley de reforma de la formación profesional en el que se endurece el régimen sancionador recogido en la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social para los casos de fraude en la impartición de cursos y, como novedad, amplía el abanico de supuestos de sanción muy grave que se harán públicos.

Así, el texto de 55 páginas, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que la publicación de las sanciones se extenderá a situaciones de falseamiento de documentos o a la simulación de la impartición de cursos, incluida la teleformación, para obtener bonificaciones.

También se harán públicas aquellas sanciones que se refieran a la solicitud de cantidades a los participantes para pagar los cursos cuando éstos sean financiables con fondos públicos o a la simulación de la contratación laboral para que los trabajadores participen en programas formativos.

Por otro lado, el borrador, que podría aprobarse definitivamente en el Consejo de Ministros el próximo viernes 20 de marzo, amplía los sujetos responsables, los tipos de infracciones sujetas a sanción y establece la responsabilidad solidaria de los participantes en la obtención fraudulenta de ayudas, subvenciones y bonificaciones.

Asimismo, los beneficiarios del sistema de formación profesional no podrán volver a serlo durante cinco año en caso de cometer una infracción muy grave.

LOS AGENTES SOCIALES SE LIMITARÁN A DISEÑAR LA FORMACIÓN.

Al igual que los borradores anteriores, este último texto vuelve a dejar a los agentes sociales fuera de la gestión económica y la impartición exclusiva de cursos, pero les da un papel protagonista en la planificación, programación y difusión de los programas.

El texto, que ya no se alude a un necesario 'decretazo', sino que da por hecho un acuerdo con las partes, incluye, no obstante, algún reconocimiento específico a las empresas, que reiteradamente se han mostrado en contra del modelo propuesto por el Gobierno y han reclamado más presencia empresarial en este ámbito.

Empleo señala que a través de una Orden Ministerial se delimitará el funcionamiento de lo que ha denominado 'Estructuras paritarias sectoriales', que se corresponden con las Comisiones Paritarias de la Fundación Tripartita, y que, con carácter sectorial, estarán integradas por las patronales y sindicatos más representativos.

Entre sus funciones estarán establecer qué formación es prioritaria, proponer mejoras de gestión o elaborar una memoria anual de la formación profesional en su ámbito sectorial. Además, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) o de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, que sustituirá a la Fundación Tripartita les encargarán estudios, la definición y actualización de las cualificaciones profesionales o la configuración de actuaciones formativas.

Según precisa Empleo, estas estructuras paritarias contarán “financiación suficiente” a través del presupuesto asignado a la Fundación Estatal para la Formación o de las administraciones competentes.

Sobre qué parte del pastel le corresponderá a cada uno, Empleo despeja que “la distribución se realizará en función de la actividad efectivamente realizada”. “Asimismo, se podrá indemnizar a los participantes en dichas actividades por sus gastos de desplazamiento, manutención y alojamiento”, remata.

Por otro lado, al tiempo que Empleo insiste en que en adelante la gestión de los fondos y la impartición de la formación pasa a ser cosa de las entidades profesionales que acrediten su capacidad en un entorno de libre concurrencia, alude reiteradamente al papel “protagonista” que tendrán los agentes sociales en la elaboración de un “escenario estratégico plurianual” de formación para el conjunto del sistema.

“En el nuevo modelo, todas las empresas participarán en alguna medida con sus propios recursos en la financiación de la formación de sus trabajadores”, apostilla.

OTROS ASPECTOS DE LA FINANCIACIÓN.

Por otro lado, Empleo explica que el sistema de formación profesional para el empleo se financia con las cuotas de formación que aportan empresas y trabajadores, con las dotaciones específicas establecidas en el presupuesto del SEPE, con fondos de las comunidades autónomas y, en su caso, con aportaciones del Fondo Social Europeo u otras iniciativas europeas.

Pero añade que “para garantizar la universalidad y el sostenimiento del sistema”, éste se podrá financiar “con cuantas cotizaciones sociales por formación profesional pudieran establecerse” a otros colectivos beneficiarios de la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de cada ejercicio.

El nuevo borrador incluye además un nuevo punto en el que establece que a las acciones formativas dirigidas a la capacitación para el desarrollo de funciones relacionadas con la negociación colectiva se destinará una cuantía anual dentro de los Presupuestos.

Otro de los elementos destacados es que, en el nuevo borrador se prevé la entrega por anticipado de fondos para formación con un límite máximo que “en ningún caso podrá superar el 25%” del importe de la subvención concedida (en el anterior texto se hablaba de un tope del 50%).

Asimismo, el Ministerio explica que podrá realizarse el pago de hasta un 35% adicional una vez acreditado que se ha iniciado la acción formativa. En todo caso, Empleo señala que un mínimo del 40% del importe concedido se hará efectivo cuando finalice y se justifique la actividad formativa subvencionada.

En el nuevo borrador se establece además que en la formación programada por las empresas, las acciones formativas tendrán que durar como mínimo una hora, mientras que en el texto anterior no estaban sujetas a una duración específica.

Comentarios de Facebook