Compartir

La compañía gallega elevó sus ventas un 5% en el mercado español en 2014

LA CORUÑA, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente y consejero delegado de Inditex, Pablo Isla, ha afirmado que 2015 será un año de creación de empleo en España, donde el grupo generó unos 1.800 puestos de trabajo en 2014, ejercicio de crecimiento “muy sólido” en el que las ventas de la compañía crecieron un 5% en el mercado español.

“Continuaremos creando empleo en España”, ha subrayado el primer ejecutivo del grupo gallego en la rueda de prensa para presentar los resultados del ejercicio 2014-2015, con un beneficio neto de 2.501 millones de euros, lo que supone un incremento del 5%, y unas ventas de 18.117 millones de euros, un 8% superiores.

Isla ha destacado que el mercado español se ha caracterizado por un crecimiento “muy sólido” de la actividad en España en 2014, después de que las ventas se mantuvieran estables en 2013, con un alza del 3% en el segundo semestre, y retrocedieran un 5% en 2012 por la subida del IVA.

“De Inditex puedo decir que nuestro crecimiento en 2014 ha sido muy sólido y pensamos que ese crecimiento, en la medida que podamos ser indicadores de la evolución de la situación económica, continuará en 2015”, ha subrayado Isla, quien ha señalado que 2013 acabó con “signos de recuperación” y 2014 con un “crecimiento muy sólido y consistente”.

El presidente y consejero delegado de Inditex ha subrayado que el grupo gallego, que cuenta con una plantilla de más de 42.000 empleados en España, creó en 2014 un total de 1.800 nuevos empleos, de los cuales más de la mitad se generaron entre menores de 25 años, lo que se supuso reforzar todas los departamentos de la compañía, que además genera empleo indirecto, con más de 7.000 proveedores españoles que facturaron al grupo más de 4.000 millones de euros en 2014, frente a los 6.500 proveedores de 2013, con una facturación de 3.500 millones de euros.

Isla ha vuelto a insistir en el 'efecto sede' de la compañía, que se traduce en todas las áreas y en la contribución fiscal de la compañía, que aportó a las arcas públicas en 2014 un total de 2.050 millones de euros, de los cuales 1.300 correspondes a impuestos indirectos (retenciones por IRPF e IVA) y otros 750 millones de euros a gravámenes directos (aranceles, cotización a la Seguridad y Social e Impuesto de Sociedades). Sólo en Impuesto de Sociedades, la compañía tributó más de 400 millones de euros, con un tipo impositivo del 26%, lo que supone en 2% de la recaudación total por este tributo en España.

Por áreas geográficas, Europa, sin España, aportó en 2014 el 46% de las ventas totales del grupo, frente al 45,9% de un año antes, mientras que Asia contribuyó con el 21,1% de las ventas, sobre el 20,4% de 2013. Por su parte, España aportó a las ventas del grupo un 19%, frente al 19,7% del cierre del ejercicio precedente, y América, el 13,9%, frente al 14% de 2013.

Inditex dispone de una caja y equivalentes de 3.798 millones de euros, así como otros 222 millones de euros en inversiones financieras temporales. Su posición financiera neta supera los 4.000 millones de euros, lo mismo que en 2013.