Compartir

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El asesor fiscal del expresidente de la Generalitat Joan Anton Sánchez Carreté se ha negado este lunes a responder a las preguntas de los diputados en la comisión de investigación del Parlament sobre el fraude que, entre otras cuestiones, aborda el patrimonio oculto de la familia Pujol en Andorra.

En una breve intervención inicial, Sánchez Carreté se ha escudado en que como asesor y, por ley, tiene la obligación de obrar con sigilo y esto pasa por no decir nada en la comisión: “No tengo otra alternativa que mantener el silencio de la Cartuja”.

Además, ha expuesto que el código penal recoge una pena de prisión, multa e inhabilitación en el caso que, en su condición de asesor, “divulgue los secretos” de las personas que asesora, en este caso el expresidente de la Generalitat.

Sánchez Carreté ha asegurado que desde 1983 es el “representante” de Jordi Pujol ante la Agencia Tributaria del Estado y ante la Agència Tributària de Catalunya, y ha añadido que desde 2014 también representa a otras personas de la familia, que no ha precisado.

El presidente de la comisión de investigación, el diputado David Fernández (CUP), ha lamentado que la actitud de Sánchez Carreté es símbolo de la 'omertá' que ha habido en Cataluña durante años, y el diputado Oriol Amorós (ERC) ha asegurado que su silencio no sirve de nada: “Con esta actitud no les ayuda demasiado –a los Pujol–“.