Compartir

BOGOTÁ, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha dicho que “no tiene ninguna lógica” discutir una prolongación de las conversaciones de paz con las Fuerzas Armadas Rebolucionarias de Colombia (FARC) y, de esta forma, ha rechazado una propuesta por el exmandatario Álvaro Uribe.

En una carta enviada a la Procuraduría, Uribe advirtió el domingo de que las FARC estaban más fuertes que hace cuatro años y sugirió prolongar el plazo de las conversaciones “tanto como sea necesario” para evitar la firma de “acuerdos dañinos” para la democracia.

Sin embargo, para Santos, esta propuesta “no tiene ninguna lógica”. “Cuanto más pronto lleguemos a los acuerdos, más vidas vamos a ahorrar y más pronto vamos a comenzar a disfrutar los dividendos de la paz”, ha dicho el presidente este lunes.

Santos ha subrayado que, desde el arranque del proceso, el Gobierno ha trabajado “con mucho rigor, con mucha disciplina, con mucho estudio”. Ahora, que el proceso iniciado hace dos años y medio entra en su “parte más difícil”, el Gobierno está dispuesto “a tomar las decisiones que hay que tomar”.

El presidente ha instado a todas las partes a “poner la paz por encima de cualquier diferencia partidista”, ya que “es lo que conviene a todos”. La paz, ha añadido, “le pertenece a todos los colombianos” y es “el bien supremo de cualquier sociedad”, según un comunicado de la Presidencia.

COMISIÓN DE PAZ

La Casa de Nariño acoge este lunes la primera reunión de la Comisión Asesora de Paz, en la que están representadas diferentes facciones políticas y sectores sociales. Santos ha explicado que el objetivo de este foro es generar “un mayor consenso”.

El presidente ha apuntado que ha querido invitar también a personas “que no fueran afines al Gobierno” y que han sido “críticas” con el proceso “para ver si sus críticas pueden ayudar a tomar los correctivos” necesarios para poner fin a medio siglo de conflicto armado en Colombia.

Hasta el momento, el Gobierno y FARC han logrado acuerdos parciales en tres de los cinco puntos pactados: un plan de desarrollo rural, la participación en política de los desmovilizados y un acuerdo en lucha contra el narcotráfico. Quedan pendientes los puntos relativos a las víctimas y el fin del conflicto.